Jerez

La luz vuelve a dispararse en junio: será la tercera factura más cara de la historia

El precio de la electricidad vuelve a dispararse en junio.

El precio de la electricidad vuelve a dispararse en junio. / EFE

Tras la bajadas mensuales de los dos meses anteriores, el precio de la electricidad ha vuelto a dispararse en junio, lo que dará lugar a la tercera factura más cara de la historia. Así, el recibo del usuario medio alcanzará los 133,85 euros, un 64,7% más que en el mismo mes del año pasado, según el análisis de Facua-Consumidores en Acción sobre la evolución de la tarifa semirregulada (PVPC). La asociación advierte del reducido impacto que tendrán el tope al gas y la nueva bajada del IVA al 5%, por lo que insiste en reclamar al Gobierno medidas más eficaces para proteger a las familias.

La factura del usuario medio de junio solo tiene por delante las del pasado marzo, cuando alcanzó el máximo histórico hasta la fecha, 176,73 euros, y diciembre del año pasado, mes en que se situó en 140,62 euros.

Reivindicaciones de FACUA

El modelo de subasta marginalista es el origen de la especulación y de los desproporcionados precios que pagan los consumidores, advierte Facua, que reclama al Gobierno de España que plantee a la Comisión Europea un cambio radical en el sistema, dado que resulta disparatado que los consumidores tengan que pagar las energías más baratas al precio de las más caras. Y las más caras no son siempre las que tienen los costes de producción más altos -las que dependen del gas-, sino también las que, como viene ocurriendo con la hidroeléctrica, pujan en la subasta al mismo precio o incluso por encima de lo que lo hacen las centrales que queman gas.

Asimismo, FACUA insiste en exigir al Gobierno que proteja a las familias por la vía de declararlas a todas -excepto las rentas más altas- consumidores vulnerables, de manera que puedan acogerse coyunturalmente a un bono social especial, que les permitiría pagar tarifas con grandes descuentos sobre lo que dicta el mercado. Se trata de una fórmula que, en opinión de la asociación, respeta el derecho comunitario en materia eléctrica.

El kWh en junio

En junio de 2021, el precio del kWh de electricidad se situó en una media de 12,52 céntimos en horario valle, 17,00 en llano y 28,06 en punta (con el 15,62% de impuestos indirectos incluidos). Este junio, el precio medio ha sido de 31,51 céntimos en horario valle, 31,95 en llano y 37,11 en punta (incluido el 10,55% de impuestos indirectos que se aplican en las facturas emitidas desde el pasado 16 de septiembre). La media aritmética entre los tres tramos ha sido este mes de 33,52 céntimos, un 74,7% más que los 19,19 de hace un año. La media ponderada tomando como referencia el consumo del usuario medio en cada tramo ha sido de 33,25 céntimos, un 82,9% más elevada que los 18,18 de junio de 2021.

El usuario medio utilizado por Facua en sus análisis tiene una potencia contratada de 4,4 kW -la misma en horario punta y valle- y un consumo de 366 kWh mensuales. Es un perfil elaborado tras el análisis de varias decenas de miles de facturas de viviendas habitadas.

En cuanto a los porcentajes de consumo en los tres tramos horarios del nuevo sistema de facturación, la asociación ha tomado como referencia el perfil de usuario medio tradicional sin discriminación horaria publicado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que consume el 45% de la electricidad en el horario valle, el 29% en el horario punta y el 26% en el horario llano.

De lunes a viernes, el horario punta se aplica de 10 a 14 horas y de 18 a 22 horas, el llano de 14 a 18 horas y de 22 a 00 horas, y el valle de 00 a 8 horas. Sábados, domingos y festivos nacionales se aplica las 24 horas el horario valle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios