'XC Palo Cortado ida y vuelta' González Byass embotella el jerez que dio la vuelta al mundo a bordo del Elcano

  • ‘XC Palo Cortado de ida y vuelta’, vino que conmemora los 500 años de la primera circunnavegación, se presenta en sociedad

  • La bodega jerezana recupera la vieja tradición de los vinos de 'ida y vuelta' con este palo cortado de colección

  • El vino vuelve a casa tras completar la travesía a bordo del buque escuela de la Armada en su XC crucero de instrucción

González Byass y la Armada española se prestaron el año pasado con motivo del 500 aniversario de la primera vuelta al mundo de la expedición Magallanes-El Cano a recuperar una vieja tradición bodeguera jerezana, los conocidos antaño como vinos de ida y vuelta que realizaban largas travesías marítimas a bordo de embarcaciones con una doble función: la de servir de lastre y la de sacar el máximo provecho a la madera de las botas con el ajetreo del mar.

La historia de ‘XC Palo Cortado de ida y vuelta’ comenzó el pasado mes de febrero con el embarque en el buque escuela ‘Juan Sebastían de Elcano’ de dos medias botas de un palo cortado excepcinal, seleccionado para la ocasión por el enólogo de la firma jerezana, Antonio Flores.

Estuche de presentación de 'XC Palo Cortado de ida y vuelta'. Estuche de presentación de 'XC Palo Cortado de ida y vuelta'.

Estuche de presentación de 'XC Palo Cortado de ida y vuelta'.

Tras completar la travesía a bordo del ‘Elcano’ en su XC crucero de instrucción, en viaje redondo que zarpó del puerto de Cádiz el 11 de febrero, el buque escuela de la Armada arribó de regreso el 11 de agosto del mismo año con las dos medias botas estibadas en su cubierta con esta joya de colección, que ahora se presenta en sociedad para su disfrute tras impregnarse y enriquecerse en cada escala de su viaje este vino de Jerez ‘de ida y vuelta’, un tesoro enológico único, explica la bodega en un comunicado.

Se trata de una producción limitada de 550 botellas de un vino con el que González Byass rinde homenaje a los marineros y conquistadores que circunnavegaron el mundo en el siglo XVI. La bodega recuerda que estos vinos de ‘ida y vuelta’ fueron muy populares en el comercio de ultramar, llegando a quintuplicar su precio al regresar a Cádiz por la notable mejora de sus cualidades organolépticas y singularidad, debida a factores como la temperatura, la presión y, sobre todo, el vaivén continuo de las olas del mar.

El enólogo de González Byass, junto a la bota con el vino de 'ida y vuelta'. El enólogo de González Byass, junto a la bota con el vino de 'ida y vuelta'.

El enólogo de González Byass, junto a la bota con el vino de 'ida y vuelta'.

La nota de cata de ‘XC Palo Cortado de ida y vuelta’ indica que es un vino de color ámbar, con toques cobrizos, destellos de oro viejo y fondo anaranjado. De nariz fina y elegante, posee aromas de maderas nobles, frutos secos de intenso tostado y notas salinas. En boca resulta envolvente, contundente, amplio, elegante e indescriptiblemente armónico. “Sin duda, el continuo vaivén de las olas de los mares y océanos navegados le ha otorgado caracteres de grandeza, convirtiendo este palo cortado en un vino único cargado de sensaciones e historia”, afirma la casa del ‘Tío Pepe’ en su nota.

González Byass reconoce y agradece la gentileza de la Armada española al permitir recuperar la tradición de los vinos de “Ida y Vuelta”, en la que se enmarca ‘XC Palo Cortado’, que se presenta en un estuche que contiene, además, una muestra de 200 mililitros del mismo vino antes de viajar para facilitar su comparación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios