Motociclismo | Gran Premio de la Comunidad Valenciana

Márquez cierra un año redondo

  • Pasea por Cheste su octava corona mundial (6ª de MotoGP) lograda hace ya cuatro carreras

  • Con sólo 26 abriles acaba 2019 con nuevos récords históricos, como el de máxima puntuación

  • Marc no duda: "Ha sido mi mejor año y los números así lo dicen", mal que pese a sus rivales 

  • Con el título y subcampeonato decididos, Viñales y Rins se juegan el tercer puesto de MotoGP

Márquez celebra el octavo título mundial con la bola 8 del billar. Márquez celebra el octavo título mundial con la bola 8 del billar.

Márquez celebra el octavo título mundial con la bola 8 del billar. / Honda Racing

Junto a las doce campanadas del 31 de diciembre, hay otros ritos anuales que también despiertan una expectación inusitada y planetaria. Ahí tenemos, por ejemplo, la Gala de los Óscar de Hollywood que reúne cada año a las grandes estrellas del cine para desfilar sobre la alfombra roja, intrigados todos ellos por conocer quiénes lograrán la ansiada estatuilla dorada. Donde no hubo mucho misterio, pero sí espectáculo y 'taquicardia' a raudales, fue en el Mundial de Motociclismo, pues Marc Márquez se anotó con suficiencia la octava corona de campeón, sexta de MotoGP, cuatro carreras antes de bajarse el telón. Con sólo 26 abriles, el piloto español cumplió su guion magistral y cerrará este domingo en Valencia otra temporada de película, pero real como la vida misma.

En honor a sus innumerables méritos, el formidable deportista de Cervera merecería que el Circuito de Cheste le rindiese tributo con un paseo triunfal por la inigualable campaña que ha protagonizado en 2019, pues exceptuando el desliz de Austin, no se ha bajado del podio en 17 grandes premios, con un total de 11 victorias y 6 segundos puestos. Mejor, casi imposible, solo comparable con la actuación que desempeñó hace cinco años logrando 10 triunfos consecutivos y 12 totales. De hecho, antes de que los periodistas le aborden sobre este asunto, Márquez ya va por delante con las respuestas: “La pregunta estrella es si ha sido mi mejor temporada. Quizá en 2014 tenía mucha velocidad, pero también ese punto de inconsciencia y falta de experiencia que me hacía fallar cuando no tocaba. Pero este año sí que a nivel de solidez y de constancia hemos dado un paso. Es mi mejor año y los números así lo dicen. Ese punto de inconsciencia siempre tiene que existir en la vida; si no, no haces las cosas”. Y que lo diga, pues a lo largo de 2019 hemos vuelto a verle realizar proezas de imposible factura, salvadas que quitaban el hipo, caídas en las que no se amilanaba, adelantamientos 'in extremis', remontadas y mil malabarismos propios de un héroe de ciencia ficción. Bendita locura.

El piloto de Cervera festeja con todo su equipo del Honda Repsol la sexta corona en MotoGP. El piloto de Cervera festeja con todo su equipo del Honda Repsol la sexta corona en MotoGP.

El piloto de Cervera festeja con todo su equipo del Honda Repsol la sexta corona en MotoGP. / Honda Racing

No me cansaré de repetir que Marc Márquez es fiel a la arriesgada pero exitosa filosofía de no conocer límites, ni físicos ni 'matemáticos'. Gracias a ese infinito espíritu competitivo se anotó su octavo título mundial en Tailandia (15º Gran Premio de un total de 19), con la proeza añadida de conquistarlo cuatro carreras antes del final del Campeonato, algo que no sucedía desde hace 14 años, cuando Rossi hizo lo propio en 2005, por lo que el de Urbino vio evaporarse así otro de sus últimos logros en favor del intratable piloto catalán. Con 11 victorias, seis segundos puestos, 17 podios, 10 'poles' y 11 vueltas rápidas en 18 carreras disputadas hasta llegar a la prueba final de Valencia, Marc ha alcanzado por sexta vez la gloria en MotoGP (cuarta consecutiva), merced a unos resultados que sientan cátedra. Es más, hasta el momento 'sólo' ha sufrido doce caídas, cuando el pasado año lamentaba ya 17 y el anterior ¡23!, con lo que refrenda también la genuina madurez que acredita. Sin duda, ha sido un año tan redondo como las ruedas de su complicada Honda RC213V (de 1.000cc), con la que ha logrado ya 55 triunfos en la cilindrada reina, 81 totales si le unimos los de 125cc y Moto2 a la brillante carrera deportiva que acredita, por lo que supera también al británico Mike Hailwood en número de victorias. Pero ahí no acaba todo. Para no quedarse corto esta temporada también ha dado caza en el apartado de podios al rey italiano del motociclismo, Giacomo Agostini, que pese a sus 15 títulos mundiales 'sólo' subió al podio 88 veces en la máxima categoría, seis menos que el 'extraterrestre' catalán. 

Pero, no se vayan todavía, aún hay más: con el segundo puesto logrado en la penúltima prueba de Malasia, Marc Márquez batió también la mejor marca de puntos anotados en un Mundial de MotoGP, al llegar a los 395 y superar el anterior récord, establecido por Jorge Lorenzo en 2010 con 383 puntos. Es decir, más fama para el de Cervera y su gozo en un pozo para el mallorquín, que ha vivido un año horrible como compañero del ocho veces campeón y finalmente ha decidido retirarse cuando concluya esta carrera de Valencia. Por si fuera poco, Marc también ha superado a Doohan en el ranking de vencedores en la categoría reina, que lideran Valentino Rossi (89) y Giacomo Agostini (68). Los 55 triunfos cosechados por Márquez en los apenas siete años que lleva en MotoGP, le han coronado además como el piloto con más victorias en la historia de Honda, ocupando también el liderazgo en 'poles' y vueltas rápidas de la firma del ala dorada, e igualando a Jim Redman como el representante de esa marca japonesa con más títulos en todas las categorías. Hombre récord donde los haya, Marc Márquez sólo tiene ya un liderazgo pendiente con la empresa de Tokio, que consiste en superar a Dani Pedrosa y Mick Doohan en número de podios, estando a dos de cazar al australiano y a 19 del de Sabadell. Mucho más a su alcance tiene conquistar para Honda este mismo domingo el triplete de títulos, pues ya hizo posible el de pilotos y constructores, faltándole solo el de equipos, en dura pugna con Ducati, que llega a Cheste con una ventaja de dos puntos. Veremos si Marc solito se basta.

Marc Márquez salta eufórico tras conseguir el sexto Mundial de MotoGP. Marc Márquez salta eufórico tras conseguir el sexto Mundial de MotoGP.

Marc Márquez salta eufórico tras conseguir el sexto Mundial de MotoGP. / Honda Racing

Ante este palmarés antológico, no es de extrañar que el segundo clasificado del Mundial de MotoGP, Andrea Dovizioso (Ducati), afirme con rotundidad: “Alguien debería proponerle a Márquez que se tome un año sabático. Lo que está haciendo Marc este año es increíble, su temporada es tremenda y, por supuesto, debemos felicitarle, pues, a excepción de la caída en Austin (Texas, EEUU), ha estado siempre en el podio, o ha ganado o ha quedado segundo, algo impresionante. Es muy difícil vencerle, pues ha ganado en inteligencia y, sobre todo, calcula de maravilla lo que tiene que hacer en la pista los domingos. Conoce a la perfección sus límites y los de su moto. Se ha caído menos que nunca y, mucho menos, en carrera”. En honor a la verdad, es lógico que 'Dovi' tenga en tan alta estima a Márquez, con el que lleva peleando por el título desde 2017, en el que Marc acabó superando al italiano por 37 puntos; el pasado año fueron 76 y la actual temporada, que se cierra este domingo en Valencia, le saca ya 139. Al margen de la excepcional temporada protagonizada por el 'rookie' Quartararo, que pese a no lograr victoria alguna ha puesto en aprietos a Márquez como ningún otro, sólo queda por dilucidar el tercer puesto del Campeonato entre Viñales y Rins. Maverick (Yamaha) aventaja a Álex (Suzuki) en siete puntos, habiendo logrado ambos dos de las únicas siete victorias que no se ha anotado el intratable campeón de Cervera.

En definitiva, nadie duda que Marc se empleará a fondo para cerrar este año redondo con la victoria final en Valencia, que dejaría aún más tocados si cabe a sus adversarios de cara a la siguiente temporada. Fiel asiduo a los bailes de discoteca, quién sabe si el piloto español se lanzará a festejarla interpretando el 'We are the champions' de Freddie Mercury, al que el actor Rami Malek dobló para el cine con tal brillantez que logró el último Óscar de Hollywood por su papel en Bohemian Rhapsody. En esa excepcional película, el líder de Queen afirma: ”Soy exactamente la persona que debí ser”, una frase antológica que define también la desenfrenada y apoteósica 'serie televisiva' con la que Márquez ha conquistado ya ocho estatuillas doradas en el Mundial de Motociclismo. Ojalá siga así, sin trampa ni cartón, único e inimitable… 

(*) Jesús Benítez, periodista y escritor, fue Editor Jefe del Diario Marca y, durante más de una década, siguió todos los grandes premios del Mundial de Motociclismo. A comienzos de los 90, ejerció varios años como Jefe de Prensa del Circuito de Jerez.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios