Provincia de Cádiz

Adif adjudica a Dragados y Tecsa el ramal del Bajo de la Cabezuela

  • El presupuesto asciende a 20,3 millones y el plazo de ejecución de las obras es 24 meses

Punto donde enlazarán las nuevas vías con el haz ya construido por la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz en la Cabezuela. Punto donde enlazarán las nuevas vías con el haz ya construido por la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz en la Cabezuela.

Punto donde enlazarán las nuevas vías con el haz ya construido por la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz en la Cabezuela. / Julio González

Nuevo paso adelante en la ansiada conexión ferroviaria del Muelle del Bajo de la Cabezuela con la línea Sevilla-Cádiz. El Consejo de Administración de Adif dio luz verde ayer a la adjudicación de las obras a la UTE formada por Dragados y Tecsa por un importe de 20,3 millones de euros y un plazo de ejecución de 24 meses. El importe por el que ha sido adjudicado supone una rebaja superior a los cuatro millones de euros en relación con el presupuesto de licitación, según los datos de Adif.

Este proyecto, que contará con financiación europea, responde al convenio firmado en abril de 2016 entre el Ministerio de Fomento, Puertos del Estado y Adif, aunque es una obra esperada desde hace más de 25 años. Consiste en la construcción de un ramal de 4,402 kilómetros de longitud, prolongando el enlace ya existente entre la estación de las Aletas y la de la Universidad hasta la zona del Muelle de la Cabezuela donde la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz tiene ya construido un haz de vías. Este ramal tendrá una gran importancia en el desarrollo de transporte de mercancías de graneles sólidos, y se configura con una vía única de ancho ibérico sin electrificar.

El trazado, en sus primeros 1.000 metros, coincide con la vía existente del antiguo ramal al Trocadero, desarrollándose por el estrecho pasillo que delimitan, al sur la calle Portugal y la factoría de Airbus y, al norte, el polígono industrial el Trocadero.

Tras una ligera afección a los terrenos de Delphi, se orienta hacia el oeste para cruzar con un viaducto de 1.178 metros sobre la calle Portugal, el Parque Natural Bahía de Cádiz, la carretera CA-36 y dos viales del polígono industrial Río San Pedro. Dicha estructura se diseña con tres alineaciones curvas para limitar, en la medida de lo posible, la afección al Parque Natural de la Bahía de Cádiz, resultando de una longitud sensiblemente superior a la establecida en el proyecto de 2003.

Posteriormente el ramal cruza unos aparcamientos en la fachada norte de las oficinas de Navantia y se introduce en una zona completamente parcelada y urbanizada, donde se repone la calle Bolivia que resulta afectada por el nuevo ramal ferroviario. Desde el punto kilométrico 3,722 se plantea una segunda vía que finaliza en el p.k. 4,293. A partir del final del presente proyecto, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz ya dispone una playa de vías con objeto de garantizar el tráfico de mercancías por ferrocarril hasta el Bajo de la Cabezuela.

En cuanto a otras obras complementarias, el proyecto incluye los caminos de servicio necesarios para la correcta explotación del ramal, la disposición de vallas de cerramiento en ambas márgenes de la explanación de la nueva vía y la señalización provisional durante las obras.

De manera complementaria Adif ha licitado el contrato para la prestación de asistencia técnica y control de las obras de construcción del ramal ferroviario al Bajo de la Cabezuela, con un presupuesto de 1,1 millones de euros y un plazo de ejecución de 26 meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios