Cabalgata Sierra Emoción al paso de los Reyes Magos

  • Las calles de la comarca se llenan de magia e inocencia para recibir la visita más esperada de sus majestades de Oriente

La emoción y la inocencia han invadido las calles al paso de las distintas Cabalgatas de Reyes, que se celebran en la Sierra. Desde primeras horas de la mañana, los más pequeños vivían los primeros compases de una de las tradiciones que ponen el broche de oro a las Navidades y es la antesala al Día de Reyes.

En Arcos, por ejemplo,  sus majestades hacían acto de presencia sobre las tres de la tarde en el colegio Alfonso X El Sabio, ubicado en el Barrio Bajo, desde donde partieron bajo la atenta mirada de decenas de personas para estrenar una Cabalgata, que este año ha presentado novedades atendiendo a reforzar las medidas de seguridad. Y es que por vez primera y en respuesta a las reclamaciones de otros años de la Junta local de Seguridad, las carrozas evitan las calles empinadas del casco antiguo para minimizar incidencias y no poner en peligro la seguridad, sobre todo, de los más pequeños. Sí, lo hacen sus majestades los Reyes Magos, que se desplazan sin los tradicionales remolques desde la Corredera hasta la Plaza del Cabildo. Pero antes de este último tramo, los Reyes, con su séquito como siempre, han visitado ya las calles del Barrio Bajo, ampliando el itinerario hasta zonas por las que nunca había pasado la Cabalgata como es la barriada de Juan Carlos I. Desde allí, se han desplazado a la Barriada La Paz y desde este último punto  hasta el corazón del centro urbano para posteriormente acabar en la plaza del Cabildo. Las temperaturas suaves y el buen tiempo propiciaron que muchos arcenses no se lo pensaran y salieran a las calles para vivir una de las tardes y noche más mágicas del año

En Villamartín, sus Majestades fueron de lo más tempraneras. A las nueve de la mañana, Melchor, Gaspar y Baltasar realizaron una ofrenda en la parroquia de Santa María de las Virtudes. Como en otras ocasiones visitaron algunos centros asistenciales y el hospital Virgen de las Montañas, hasta donde quisieron llevar la ilusión y la magia a grandes y pequeños. A las doce de la mañana, los Reyes realizaron una parada en la plaza del Ayuntamiento como en años anteriores. Ya, sobre las cinco de la tarde, la comitiva realizaba el inicio de la Cabalgata desde el instituto Castillo de Matrera. Hay que recordar que este año, el Ayuntamiento ha dispuesto que desde el balcón de la carroza del Rey Baltasar se repartiera caramelos sin azúcar y sin gluten. El itinerario es por las calles Sevilla, Avenida de la Coronación, Avenida de Málaga, Fuentezuela, Avenida de la Feria, Avenida de Arcos, Rosario, Las Montañas, Boticas, Llana, San Juan de Dios y plaza del Ayuntamiento. En este punto y como cierre de la Cabalgata, los Reyes Magos realizan esta noche un saluda y reparten juguetes desde el balcón del Consistorio.

En el caso de Prado del Rey, los Reyes Magos iniciaron su itinerario a las cuatro de la tarde desde el polígono industrial la Ventilla para realizar el recorrido por la Avenida Félix Rodríguez de la Fuente, Doctor Gómez Ulla, Ramón y Cajal, Camacho Troya, Arcos, Calvo Sotelo, Fuente, entre otras para llegar finalmente a la plaza de la Constitución. Hay que destacar que el Ayuntamiento pradense habilitó una zona específica para personas con movilidad reducida o con capacidades diversas en el espacio de la carga y descarga de Correos, Plaza de la Constitución, para que pudieran disfrutar con comodidad de la Cabalgata.

Otras muchas cabalgatas de la Sierra recorren diferentes puntos para llevar la ilusión a los niños y mayores de la comarca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios