Foro Convergia Universidad y empresa: dos polos llamados a entenderse

  • El Foro Convergia reúne en Cádiz a directivos y rectores universitarios para profundizar en la cooperación entre el sector privado y las instituciones educativas

Jorge Caro, secretario general de Airbus en España, interviene en el Foro Convergia Jorge Caro, secretario general de Airbus en España, interviene en el Foro Convergia

Jorge Caro, secretario general de Airbus en España, interviene en el Foro Convergia / Lourdes de Vicente

Sociólogos, ingenieros o matemáticos especializados en el análisis de Big Data. Son algunos de los perfiles que ahora necesita el Banco Santander para afrontar el reto de la revolución digital y que cada vez ganan más peso frente a los graduados en Económicas o Administración y Dirección de Empresas.

Las grandes empresas advierten que dos de cada tres estudiantes encontrarán un empleo en trabajos que hoy no existen y reclaman a las universidades que adapten su oferta formativa a los desafíos que se avecinan. Las instituciones educativas recogen el guante y recuerdan a las empresas que la falta de financiación les impide crear nuevas titulaciones de grado a la par que insisten en la indefinición sobre qué cambios hay que aplicar a la oferta formativa. Eso sí, universidades y empresas coinciden en la necesidad de profundizar en su colaboración a fin de mejorar la empleabilidad de los estudiantes y contribuir al desarrollo de la economía.

Éstas son algunas de las conclusiones que se han alcanzado en el Foro Convergia, organizado por el Foro de los Consejo Sociales de las Universidades Públicas de Andalucía, y que ha reunido este jueves en el Palacio de Congresos de Cádiz a más de 350 empresarios, directivos, rectores y gestores universitarios, alumnos y expertos en la colaboración universidad-empresa.

El evento ha contado con la presencia e implicación de cuatro de las principales empresas de España, Airbus, Endesa, Telefónica y Banco Santander, que han planteado su inquietud por la falta de mano de obra cualificada para atender sus vacantes en el futuro.

El secretario general de Airbus en España, Jorge Caro, apuntó en que "cada vez es más difícil atraer y mantener el talento" en las empresas. Para Airbus, la digitalización no es una revolución meramente tecnológica, sino que también supone un cambio radical de las personas.

Las nuevas generaciones no sólo buscan un empleo de calidad, "sino que buscan un sentido a lo que hacen". La compañía aeronáutica, que cuenta con 12.600 empleados en España, no sólo trata de ofrecer un empleo de calidad, sino que realiza un gran esfuerzo en acciones de Responsabilidad Social Corporativa, para fomentar la implicación de sus trabajadores. 

La empresa vaticina la necesidad de incorporar talento con nuevas habilidades. Entre otras, el secretario general de Airbus en España apuntó "capacidad de análisis de big data, formación en visión artificial, sistemas de sistemas o cloud computing, sin olvidar la base de la industria, que son las aeroestructuras o la integración de sistemas".

"El capital humano es nuestro activo número uno. Os necesitamos", interpeló el directivo a las universidades, a las que instó a adoptar "una visión más ágil" junto con las empresas a "equilibrar educación con investigación". "La digitalización es un cambio exponencial, no lineal", incidió.

Optimismo de Telefónica

María Jesús Almazor, consejera delegada de Telefónica España, puso el acento en que "las empresas tenemos enormes dificultades para encontrar gente que sepa analizar datos". "Necesitamos gente con talento, creatividad, capacidad de innovación y conocimiento de las nuevas tecnologías", apuntó la ejecutiva de la operadora. "La universidad debe incorporar esas competencias, generando nuevas titulaciones y las empresas debemos aportar ese conocimiento para que las universidades se adapten", sostuvo.

La consejera delegada de Telefónica España puso de manifiesto su preocupación por el hecho de que "las empresas están menos digitalizadas que las personas". "Eso abre grandes oportunidades para crear nuevos modelos de negocio, nuevos empresarios y nuevas formas de educarnos", agregó María Jesús Almazor. Otro de los problemas que vislumbró es la falta de mujeres estudiantes de las llamadas carreras STEM, acrónimo en inglés de las disciplinas de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas.

No obstante. Telefónica tiene una visión optimista."Hemos hecho nuestros deberes como país. Por primera vez, estamos en una posición privilegiada para afrontar una revolución tecnológica", expresó.

Rafael Sánchez Durán, director general de Relaciones Institucionales de Endesa. Rafael Sánchez Durán, director general de Relaciones Institucionales de Endesa.

Rafael Sánchez Durán, director general de Relaciones Institucionales de Endesa. / Lourdes de Vicente

Para Endesa, el desafío al que se enfrenta como empresa es el de la transición energética hacia un entorno en el que primarán las fuentes renovables frente a las convencionales, y en el que la movilidad eléctrica será la protagonista. Esto implica nuevos perfiles profesionales que aún están por definir desde el ámbito educativo.

"Estamos muy lejos en ambas partes. El futuro está lleno de rupturas tecnológicas y tenemos que cruzar muchos de nuestros conocimientos", señaló el director general de Relaciones Institucionales de Endesa, Rafael Sánchez Durán.

El sector financiero es uno de los ejemplos más claros en los que los avances tecnológicos han revolucionado el negocio. La directora de Empleo y Formación de Universia-Banco Santander, Alexandra López Hernández, resaltó que la sucursal tradicional se ha tenido que amoldar a un nuevo perfil de cliente que opera por el móvil, y que reclama inmediatez. "En el banco convivimos dos generaciones muy diferentes, con la incorporación de gente joven que trabajan con un modelo más flexible y orientado hacia los proyectos", afirmó.

Esta situación implica la incorporación de perfiles ajenos a los tradicionales de la banca "orientados al entorno digital", especializados en ciberseguridad, big data o Tecnologías de la Información. Se buscan profesionales con nuevas competencias como la capacidad de resolución de problemas, la adaptación constante a nuevos entornos, la cooperación o tomar la iniciativa.

La entidad financiera ha optado por lanzar "procesos de reclutamiento innovadores". Por ejemplo, lanzar un  reto de negocio a la comunidad universitaria, "con equipos de hasta cuatro personas y trabajando incluso con los profesores". Los mejores son seleccionados para un evento final. 

"Es un perfil transversal a empresas grandes y pequeñas. Estamos compitiendo por el talento joven y es difícil convencer a una persona joven para que vaya a tu empresa", explicó la ejecutiva del Banco Santander.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios