San Fernando Una nueva empresa asume desde hoy el servicio de limpieza y recogida de residuos

  • Cespa se hace cargo desde de un servicio que amplia las horas de limpieza viaria y de recogida selectiva, además de incorporar nuevas tareas

  • A la subrogación de la plantilla se suman nuevas contrataciones que el gobierno estima que se producirán pronto

Un operario de limpieza en plena faena, en una imagen de archivo. Un operario de limpieza en plena faena, en una imagen de archivo.

Un operario de limpieza en plena faena, en una imagen de archivo. / Román Ríos

"He sido la primera en reconocer que la ciudad no estaba limpia como a los ciudadanos o a mí, como alcaldesa, nos gustaría. Por eso hemos suplementado la partida municipal para que el nuevo contrato se ajuste a las necesidades, para conseguir el objetivo de solventar esta situación que no nos hacía sentir bien porque considerábamos que la ciudad tenía que estar limpia". La alcaldesa, Patricia Cavada, aludía hace unos días al ser cuestionada sobre la limpieza de la ciudad al nuevo contrato de 7,8 millones anuales como la solución a los problemas que arrastraba en este ámbito San Fernando. Ese nuevo contrato, que hace responsable del servicio a la empresa Cespa, entra en vigor hoy, 1 de octubre, con más horas de limpieza viaria y recogida de residuos, agrupamiento de distintas tareas, la renovación de la maquinaria o la previsión de incorporación de más personal.

Hasta 157,36 operarios necesita tener el servicio de limpieza y recogida de residuos para cumplir con las mejoras previstas en el nuevo contrato, con el que además se subroga a la plantilla existente. Las incorporaciones para llegar a ese número se producirán de manera inmediata y tendrán que responder a dos criterios sociales: la contratación de hasta un 25% de personas que forman parte de la bolsa de exclusión social que gestiona Servicios Sociales y de un 25% de mujeres para acabar con la imagen masculinizada de estas tareas.

Las condiciones técnicas contemplaban un aumento considerable de horas que permitirán el incremento de la recogida selectiva en más de un 135%; y de al menos un 15% del tiempo destinado a limpieza viaria, hasta un total de 4.933,13 jornadas. Eso supondrá más baldeo y un servicio específico de fregado de aceras.

El nuevo contrato unifica tareas: desde la recogida de residuos orgánicos, a la recogida selectiva, pasando por la recogida de aceites y textil de uso domiciliario, pero también del papel y el cartón comercial (que no estaba recogido en el contrato de manera específica). A eso suma que Cespa se hará cargo en los próximos años –cuatro, más dos años de prórroga– del montaje de los equipamientos de playa y la limpieza de módulos, además de la propia playa; y de la limpieza de áreas infantiles.

"Ante hechos, soluciones", apuntaba la regidora sobre la apuesta municipal por un contrato mejorado, que se ha encontrado el escollo durante más de un año de un recurso administrativo presentado tras la adjudicación a Cespa. "El nuevo contrato vendrá a marcar una diferencia importante con la puesta en marcha del segundo punto limpio en Camposoto, la creación de puntos limpios móviles para facilitar el reciclaje a los ciudadanos, la sustitución de todos los contenedores de la ciudad, la incorporación de nuevas papeleras, el aumento de horas de limpieza viaria, el uso de nueva maquinaria y equipos para mejorar la limpieza de las calles y el mobiliario urbano y otras mejoras que van a permitir conseguir el reto de tener una ciudad limpia, a la altura que la ciudadanía de San Fernando se merece", defendía.

Efectivamente, además del segundo punto limpio de la ciudad situado en Camposoto, para el que hace falta una actuación de acondicionamiento –antes de su apertura –nuevo cerramiento, limpieza y desbroce, colocación de contenedores–, se prevén activar hasta 5 puntos limpios móviles y el agrupamiento físico de contenedores, en hasta 327 islas completas de reciclaje, que unan en un mismo espacio el depósito de residuos orgánicos, de envases, de papel y de vidrio, para mayor comodidad del usuario y más adecuado desde el punto de vista sostenible y estético.

A todas estas cuestiones se suman planes específicos para la limpieza de excrementos de palomas, para la retirada de chicles y cera de Semana Santa del pavimento y de limpieza tras los eventos.

"Todo esto forma parte, además, de la idea de mejorar la imagen de San Fernando, con una buena calidad urbana y también la mejora de la limpieza, para mejorar la economía, atraer inversiones y que el turismo vea una ciudad limpia", exponía Patricia Cavada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios