El comercio local de San Fernando pide la renovación de la imagen del centro para reactivarlo

Acosafe considera necesario modernizar el mobiliario o la iluminación, además de insistir en los toldos para combatir las altas temperaturas

Hace falta cambiar los maceteros y la vegetación, e instalar puntos de descanso

Vista general de un tramo de la calle Rosario de San Fernando.
Vista general de un tramo de la calle Rosario de San Fernando. / Julio González
Amaya Lanceta

01 de septiembre 2022 - 06:00

San Fernando/El centro comercial abierto Isla Comercio necesita renovar su imagen para reactivar. Así lo considera la Asociación de Comerciantes de San Fernando (Acosafe) que piden al gobierno municipal que destine parte de los elementos que va a adquirir en los próximos meses a mejorar calles como Rosario y San Rafael, el núcleo esencial del comercio local, y también algunos tramos de la calle Real.

“El centro está desfasado, obsoleto. Necesita un cambio”, admite Manuel Luna, presidente de Acosafe, que considera fundamental que se invierta desde la administración local para dar vida a esta parte de San Fernando, a estas calles comerciales, que aglutina a un buen número de negocios que sufren los cambios de consumo del ciudadano, ante la venta online o el empuje continuo de las grandes superficies. "Son momentos difíciles", advierte, de ahí que insten a esta mejora en el centro de la ciudad que favorezca la actividad.

En esta ocasión, el colectivo se centra en la imagen que ofrecen las calles San Rafael y Rosario, con solería en mal estado y antigua en algunos tramos y con elementos del mobiliario con desperfectos o escasos. Se refieren a la necesidad de nuevas papeleras, de un cambio en los maceteros –que presentan una fuerte oxidación– y de colocación de bancos, o más bien sillas, para que los ciudadanos puedan descansar. "No hay nada en esta parte de la ciudad", apunta Luna.

Macetero colocado en las calles comerciales de La Isla con muestras de oxidación.
Macetero colocado en las calles comerciales de La Isla con muestras de oxidación. / Julio González

Dos razones motivan que Acosafe haga ahora esta demanda: el tiempo que tiene ya el mobiliario existente y la licitación de un contrato para comprar mobiliario ecológico. Más allá de los parques y plazas, los comerciantes entienden necesario que una parte se instale en el centro comercial abierto. "Si hay una partida que también nos toque", señala. Las sillas mencionadas se pueden ver en zonas comerciales de Granada, pone de ejemplo. O en la Plaza del Palillero de Cádiz, sin ir más lejos. "Se ponen agrupadas en distintos ángulos, y las personas mayores pueden hacer uso de ellas", añade.

Hace falta, prosigue, un cambio de maceteros y de la vegetación, que ya están estropeados, sin viveza. "La imagen no es óptima", asume. Pero además plantean que se opte por jardineras y árboles de menos altura, para evitar que tapen los escaparates de los negocios. La instalación de ceniceros, indicaba la asociación en una nota, invitaría a los consumidores a no usar los maceteros de manera inadecuada como hacen ahora. Fuentes y papeleras completarían ese conjunto renovado que requieren. Eso se sumaría a los toldos que reiteran deben ayudar a hacer más cómoda una visita a este espacio en fechas y horas de altas temperaturas.

Solería en mal estado, en una zona del centro comercial abierto de San Fernando.
Solería en mal estado, en una zona del centro comercial abierto de San Fernando. / Julio González

No se olvida de mencionar el presidente de Acosafe la correcta iluminación para estas calles y una mejor solería. Tampoco de la importancia de que el ciudadano pueda tener asegurada su movilidad para llegar con comodidad, en lo que incide la existencia de superficies o zonas de aparcamiento.

En definitiva, se trata de modernizar el centro comercial abierto, de embellecerlo para que se convierta en un atractivo más que favorezca al comercio tradicional. "La renovación de la imagen es necesaria para reactivar la zona comercial", reitera Manuel Luna, que defiende que el entorno puede ser un escaparate más. "La calle no puede ser siempre la misma, sin cambiar nada, con el mobiliario antiguo. Hay que darle una vuelta para intentar ayudar al comerciante local", describe.

No se trata de una reivindicación nueva, siempre han apostado por modernizar la imagen, y así se lo han trasladado a los diferentes gobiernos y partidos políticos. “+"No planteamos que se haga todo de golpe, pero sí que se tengan en cuenta las necesidades que hay y que si ahora vienen los bancos nuevos, que incluye sillas, alguna sea para el centro comercial abierto. Que si se está renovando el alumbrado público también se acometa en esta zona. Que los desperfectos del suelo se arreglen para evitar problemas a los ciudadanos", expone. Uno, dos o tres años es el plazo que ve razonable para que esa transformación sea efectiva.

stats