Sequía

Esta es la situación de los pantanos de Cádiz: tienen más agua embalsada pero siguen en niveles dramáticos

Imagen del pantano de Guadalcacín donde se observa la gran pérdida de agua.

Imagen del pantano de Guadalcacín donde se observa la gran pérdida de agua. / Julio González

Los embalses de la provincia de Cádiz han aumentado su capacidad en algo más de 48 hectómetros cúbicos en el último mes tras las lluvias caídas, aumentando también su capacidad total al 18,09%, lo que supone 13 puntos menos con respecto a la misma fecha del año pasado, cuando presentaban un 31,45% de su capacidad.

Actualmente, cuentan con 328,07 hectómetros cúbicos de agua embalsada sobre una capacidad total de 1.821 hectómetros cúbicos, sobre los 279,93 que presentaba hace una semana y los 570,59 de hace un año, según los datos de la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, recogidos por Europa Press.

El embalse de Guadalcacín, con una capacidad total de 800,3 hectómetros cúbicos de agua, es el mayor de la provincia, y actualmente se encuentra al 15,98% con 127,89 hectómetros cúbicos de agua del total.

Los siguientes con más capacidad de acumular agua superan ya el diez por ciento, a excepción de uno de ellos. Así, el embalse de Barbate, con una capacidad total de 228 hectómetros cúbicos de agua, está con un 11,67 por ciento, lo que supone 26,60 hectómetros cúbicos sobre el total, mientras que el de Zahara-El Gastor, con una capacidad de 222,7 hectómetros cúbicos de agua, está al 7,10% con 15,82 hectómetros cúbicos de agua.

El de Bornos, que es el cuarto con capacidad para embalsar más de 200 hectómetros cúbicos de agua, se encuentra al 13,42% con un total de 26,86 hectómetros actualmente, siendo uno de los que ha incrementado su capacidad, más de seis hectómetros cúbicos, en el último mes.

En cuanto a la zona del Campo de Gibraltar, actualmente con restricciones, el embalse de Guadarranque se encuentra actualmente al 31,09%, con 25,85 hectómetros cúbicos de agua embalsada, mientras que el embalse de Charco Redondo se encuentra al 20,53%, con 16,25 hectómetros cúbicos de agua.

Medidas establecidas por la Comisión de la Sequía

En una reunión celebrada a prinicipios del mes de enero, la Comisión de Gestión de la Sequía de la cuenca Guadalete-Barbate dedició incrementar la medidas de control en los usos del agua para garantizar el consumo humano y mitigar los impactos sociales, ambientales y económicos de la sequía.

Entre las medidas aprobadas se encuentra el establecimiento de un máximo de 200 litros por habitante y día para el consumo de agua en los 19 municipios que abarca el abastecimiento de uso urbano del Sistema Guadalete (Alcalá de los Gazules, Algar, Arcos de la Frontera, Barbate, Benalup-Casas Viejas, Cádiz, Chiclana de la Frontera, Chipiona, Conil de la Frontera, Jerez de la Frontera, Medina-Sidonia, Paterna de Rivera, El Puerto de Santa María, Puerto Real, Rota, San Fernando, San José del Valle, Sanlúcar de Barrameda y Vejer de la Frontera). Este volumen se medirá a la entrada de los depósitos de cabecera municipales o en las tomas de red colectiva y de su control se encargará la Administración Autonómica, que podrá adoptar las medidas de limitación en origen de caudal que sean necesarias en caso de superación.

En la Sierra de Cádiz, por su parte, se ha constatado la entrada en situación de escasez grave y excepcional sequía. Por esta razón, tampoco se podrán superar los 200 litros por habitante y día en los municipios de Alcalá del Valle, Algodonales, Arcos de la Frontera, Benaocaz, Bornos, El Bosque, El Gastor, Espera, Grazalema, Olvera, Prado del Rey, Puerto Serrano, San José del Valle, Setenil de las Bodegas, Torre Alháquime, Ubrique, Villaluenga del Rosario, Villamartín y Zahara de la Sierra.

En el caso de jardines, parques públicos y los espacios de la industria turística, sólo se permite el uso de agua no apta para consumo humano en riegos de supervivencia y se establece una dotación máxima de 200 m³ por hectárea al mes. Para las piscinas privadas unifamiliares, se prohíbe tanto el llenado como el rellenado.

Respecto al agua para abastecimiento humano en el municipio de Tarifa, que se encuentra actualmente en situación de escasez severa, se ha aprobado una medida de ahorro del 10%. Sin embargo, los miembros de la Comisión han acordado elevar esta limitación a 200 litros de agua por habitante y día en el caso de que se alcance la situación de escasez grave en la localidad.

En cuanto al regadío, se aplicará una reducción del 75% de los recursos superficiales y procedentes de aguas subterráneas que se utilizan en las zonas regables de los sistemas Guadalete (Costa Noroeste, Bajo Guadalete, Guadalcacín, Bornos y Villamartín) y Barbate (explotaciones de regadío ubicadas entre los municipios de Alcalá de los Gazules, Barbate, Vejer de la Frontera, Medina Sidonia y Benalup). En la zona regable abastecida por el embalse de Almodovar (Tarifa) también se aplicará la reducción del 75% siempre que las reservas en este embalse se mantengan por encima de los 3 hm³. Para el uso industrial en el sistema Guadalete, se mantiene la reducción del 20% establecida anteriormente.

Los integrantes de la Comisión de Gestión de la Sequía de la cuenca Guadalete-Barbate han aprobado estas medidas por mayoría, si bien la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) se ha abstenido en la votación por considerar insuficientes los recortes establecidos para el riego de explotaciones agrícolas.

Al finalizar la reunión, Angulo ha solicitado “continuar con el enorme esfuerzo que se está realizando para ahorrar agua”. “Agradezco la comprensión de los usuarios, ayuntamientos, regantes, organizaciones agrarias y asociaciones, a quienes solicito un esfuerzo adicional con medidas de ahorro de agua que son necesarias para hacer frente a la situación de excepcional sequía que afecta a la mayoría de sistemas de explotación de la demarcación”, ha recalcado el secretario general, apostando por “el impulso de nuevas campañas de concienciación para fomentar el uso eficiente del agua”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios