V tio pepe festival música y gastronomía

Apoteósico estreno en Jerez

  • Soberbia y grandiosa interpretación de los tenores Ismael Jordi y Fernando de la Mora del espectáculo 'México lindo y querido' en Villa Victorina de las bodegas González Byass

Comentarios 0

Los que siguen mis colaboraciones con el Grupo Joly, sobre todo los que leen mis críticas de ópera, saben bien que, normalmente, eludo utilizar adjetivos como el que encabeza este artículo, por la sencilla razón de que en más ocasiones de las deseadas, son empleados de una manera exagerada, desvirtuando más que enalteciendo el espectáculo al que se refieren. Sin embargo hoy, sin pudor alguno, les confirmo que el estreno mundial del espectáculo 'México lindo y querido' el pasado lunes fue realmente apoteósico.

Y lo razono. Para empezar, el entorno, es decir, el precioso recinto que son los jardines de Villa Victorina en las bodegas González Byass, es difícilmente superable. Con una capacidad excelente, consigue que el espectador no pierda en ningún momento la sensación de intimidad y proximidad al artista, lo que sitúa al espectáculo en la gama de la excelencia, en lo que a calidad de recinto se refiere.

Para continuar, les diré, como amante de la ópera, que espectáculos como el de los 'Tres tenores', nunca me convencieron. Y desde luego, es un secreto a voces, entre los cantantes de ópera, el que dichos espectáculos no beneficiaron en absoluto al género lírico por excelencia.

Pero en esta ocasión, 'México lindo y querido' no tiene nada que ver con lo que acabo de decir, por la sencilla razón de que se trata de un espectáculo franco, donde no hay imposturas ni pretenciosidades. Se trata de música mexicana y sudamericana inmortal. Y así se anuncia. Lo verdaderamente novedoso y atractivo del espectáculo es que esas canciones están actualizadas con unos arreglos musicales para orquesta verdaderamente buenos, que saben utilizar las últimas tendencias musicales orquestales, y le exprimen el jugo a una orquesta sinfónica del siglo XXI.

Y lo que ya pone al espectáculo por las nubes, engrandeciéndolo y haciéndolo verdaderamente único, es la soberbia interpretación de estos dos grandísimos tenores que son Ismael Jordi y Fernando de la Mora. Ambos poseen una técnica excelente, y la han sabido poner al servicio de melodías de siempre, canciones entrañables, y sobre todo, canciones que pertenecen al patrimonio de la Lengua Española. Son muchísimos millones de personas las que se pueden sentir identificadas con estas melodías, y sobre todo con estas letras que nunca pasan de moda.

Y continúo con mi razonamiento, al decirles que creo que este espectáculo es un homenaje sincero, a la vez que actualiza y da una nueva visualización de todos esos compositores del siglo XX, que desde las Tres Américas, supieron ponerle al castellano melodías bellísimas y queridas. Y aquí no me puedo pasar por alto a Paco López, director artístico del V Festival Tío Pepe, que ha sabido aunar las voluntades de estos dos grandes tenores para que el proyecto sea una realidad.

La Orquesta Ciudad de Almería estuvo a la altura de las circunstancias. Es una orquesta de reciente formación, compuesta por músicos jóvenes, y que desarrolla una importante labor en la más oriental de las provincias andaluzas. Estuvo muy bien dirigida por el maestro mexicano Rodrigo Macías, experto conocedor de las partituras de los arreglos musicales del concierto.

'México lindo y bonito' comenzó con un tema orquestal, 'Huapango' del mexicano José Pablo Moncayo. Inmediatamente después, Jordi y De la Mora interpretaron a dúo 'Amanecí en tus brazos', del cantante y compositor mexicano José Alfredo Jiménez. Excelente, a dos voces, y enlazando milimétricamente las terminaciones de uno con los comienzos del otro.

Después alternaron canciones en solitario cada tenor, y así entre los bravos y aplausos del público fueron sonando hasta catorce canciones. Es difícil decir qué fue lo mejor, pero yo les diría que 'Granada' cantada por Ismael Jordi sonó soberbia. No quiero establecer comparaciones, pero salvo alguna grabación de los años 60 de Alfredo Kraus, no he escuchado mejor interpretación de la canción de Agustín Lara, hasta el pasado lunes en Jerez. ¡Bravo!

Por su parte, Fernando de la Mora no se quedó atrás. Con una capacidad envidiable para llegar a los tonos altos, señorea a la vez los registros medios de manera excelente. Lo dio todo, y cuando cantó 'Júrame' de María Grever, el público lo ovacionó. ¡Bravo!

Pero la apoteosis llegó al final del concierto, cuando, a dúo cantaron hasta seis temas, finalizando con un extraordinario 'México lindo y querido' del mexicano Chucho Monge, que fue coreado por todo el público.

'México lindo y querido' es un espectáculo que tiene el triunfo asegurado ante millones de espectadores de ambos lados del Atlántico. Tuvimos el privilegio de asistir a su estreno mundial en Jerez, en el V Festival Tío Pepe. Ahí queda eso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios