Cultura

El 'Concierto de Córdoba' de Tomás Marco abre doce días de explosión guitarrística

  • El Festival de la Guitarra arranca en el Gran Teatro y ofrecerá 28 conciertos en tres sedes

Veintiocho conciertos, tres sedes, 12 días. Córdoba da un año más la bienvenida a un heterogénero conjunto de artistas y grupos musicales para poner el broche a la temporada cultural. Es el Festival de la Guitarra, que cumple 32 años con una edición que comenzó anoche con el estreno en el Gran Teatro del Concierto de Córdoba de Tomás Marco y concluirá el 14 de julio con la actuación de Jethro Tull en el Teatro de la Axerquía. Hasta entonces, una relación de conciertos divididos en cuatro apartados (clásica, otras músicas, flamenco y jazz-blues-rock), con John Scofield, Serrat y Sabina, Robben Ford, Miguel Poveda, Amaral, Egberto Gismonti, José Antonio Rodríguez y Eliot Fisk entre las figuras más relevantes. Y un abanico de 14 cursos formativos impartidos, entre otros, por Manolo Sanlúcar, Javier Latorre, Ariel Rot, El Pele, Gismonti, Ricardo Gallén y Manuel Barrueco, más cuatro clases magistrales.

El inaugural Concierto de Córdoba de Tomás Marco fue interpretado por la orquesta de la ciudad, dirigida por José Luis Temes, y el guitarrista Pablo Sáinz Villegas. "Hay muchas ciudades que tienen un concierto propio", recordó el madrileño, que citó Aranjuez y algunas en las que se ha fijado Leo Brouwer como Toronto y Helsinki, "pero Córdoba no lo tenía hasta ahora". Y él lo ha hecho con una base emocional "que surge de Córdoba, su pasado y su presente": tres movimientos encabezados por versos del soneto a Córdoba de Góngora, con momentos "para el lucimiento del guitarrista" y un ensamblaje de texturas que recuerda varias épocas en la historia de la ciudad (romana, andalusí, renacentista). La "confrontación entre lo moderno y lo tradicional", según Marco, define la obra y le aporta "dinamismo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios