John Scofield. Guitarrista

"El jazz se puede aprender si tienes talento, pero no se puede enseñar"

  • El músico norteamericano protagoniza hoy una de las citas más esperadas del Festival de la Guitarra de Córdoba · Ofrecerá en el Gran Teatro un intenso mano a mano con Kurt Rosenwinkel

Reconocido desde hace décadas como una de las grandes figuras del jazz, John Scofield (EEUU, 1951) regresa a Córdoba para ofrecer hoy un concierto en el Gran Teatro en el que estará acompañado por la Hollowbody Band. Es una de las citas más esperadas del 32º Festival de la Guitarra.

-¿Cómo será el concierto?

-Es un proyecto muy excitante para mí y para la Hollowbody Band, porque va a haber dos guitarras sobre el escenario. Estaremos yo y Kurt Rosenwinkel, uno de los guitarristas de jazz más jóvenes y talentosos de los últimos años. Será una muestra de dos guitarras haciendo jazz con el acompañamiento de Ben Street en el bajo y Bill Stewart en la batería.

-¿Qué supone actuar en este Festival y en un país con tanta tradición por la guitarra como España?

-Lo primero que tenemos al venir a Córdoba es una responsabilidad, porque España es la cuna de la guitarra. Cuando se trata de tocar la guitarra, todo el mundo mira a España, y Córdoba será la única parada española en nuestra gira europea. El festival significa mucho y el hecho de que sea en España es de gran importancia por la historia del instrumento. Para mí especialmente, porque yo toco la guitarra eléctrica, que viene del jazz, del blues… Ésas son mis raíces, pero la historia de la guitarra es fascinante y conozco la enorme tradición española, la del flamenco y la de la guitarra clásica. Seguro que tendré muchas cosas que aprender.

-¿Qué compartirá con los alumnos en su clase magistral?

-Tendremos muy poco tiempo para hacerlo, apenas dos horas, pero será interesante. No fui a una escuela de música ni pude tener profesores. Lo tuve que hacer todo por mi cuenta. Así que lo que intento hacer en una clase maestra es explicarles a los alumnos las cosas que fueron importantes para mí cuando aprendí a tocar la guitarra.

-¿Y cómo son esas nuevas generaciones de guitarristas?

-Son muy buenos, realmente buenos. Es como en el fútbol o el baloncesto. Las nuevas generaciones de guitarristas son sorprendentes técnicamente. Tienen un dominio enorme y tocan muchísimo mejor que yo cuando tenía su edad.

-Compagina su carrera con la de profesor en la Universidad de Nueva York Steindhart. ¿Qué método utiliza para enseñar?

-El jazz se puede aprender pero no se puede enseñar. Si tienes talento puedes aprender, pero si no tienes talento ni interés, es mejor que lo olvides. Esto no es como aprender geografía, álgebra o física. Tienes que querer hacerlo, tienes que amar la música. Si tienes habilidad para tocar y amor por la música, el jazz te llegará, pero no tengo ningún método para enseñar.

-¿Qué diferencias encuentra entre la forma de tocar jazz de los músicos europeos y americanos?

-Una de las mejores cosas que se han hecho en los últimos 20 años es que los europeos dijeron: "De acuerdo, vamos a hacer nuestro propio jazz sin copiar tanto el que se hace en Estados Unidos". Y creo que lo han hecho muy bien. La diferencia con los músicos americanos es que nosotros tenemos detrás una historia y tenemos que hacer las dos cosas, porque no podemos quedarnos anclados en el pasado. La mezcla de músicas y sonidos es la cosa más natural del mundo.

-¿Y dónde está el equilibrio entre la tradición y la modernidad?

-Te diré una cosa: no tendríamos música si no fuera por la tradición. La música es Historia e incluso cuando encuentras gente que está haciendo cosas nuevas, éstas están basadas en la Historia, y eso es lo que realmente me gusta de la música.

-¿Cuáles son las influencias que más están afectando al jazz en los últimos años?

-He visto que en los últimos años se están haciendo cosas muy interesantes en Europa. En España se trabaja la fusión con el flamenco, y en Escandinavia se mezcla mucho con la música folk. Puede que en el norte de Europa sea donde se están haciendo cosas más interesantes, introduciendo sonidos electrónicos… Hay que tener la mente abierta, porque si suena bien y la gente que hace música tiene algo que decir puede funcionar. Depende principalmente de eso, de que haya algo que decir, un mensaje. Eso es más importante que la mezcla en sí misma.

-¿Cuál es su próximo proyecto?

-Tengo varias cosas en la cabeza, quiero hacer un trío con guitarra, batería y órgano. Tengo un trío con Bill Stewart y Steve Swallow con los que llevo tocando más de 30 años y me gustaría volver a tocar con ellos. Tengo mi propia banda y estamos probando algunas cosas electrónicas. Es curioso porque hasta ahora siempre teníamos claros los planes, pero ahora no sabemos lo que vamos a hacer para el próximo CD.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios