Mortero bastardo

Five Architects (1)

EL Al final de los años 70 del pasado siglo se publicó en España el libro Five Architects, que recogía la obra de un grupo de arquitectos estadounidenses (también llamado New York Five) compuesto por Peter Eisenman, Michael Graves, Charles Gwathmey, John Hejduk y Richard Meier. Su obra apareció conjuntamente por primera vez en el Museum of Modern Art de Nueva York, en una exposición organizada por Arthur Drexler en 1967. Con una propuesta formal común de aspecto neorracionalista, pretendían recuperar las formas puras de la arquitectura moderna, teniendo como referente más significativo la obra de Le Corbusier durante los años veinte y treinta. 

 

A partir de aquella exposición neoyorquina, los miembros de Five Architects desarrollaron un trabajo divergente, negando posteriormente cada uno de ellos cualquier relación con los demás, pese a que su unión temporal los llevó a la fama mundial. En España, casi todos ellos tuvieron oportunidad de recibir encargos oficiales para realizar edificios importantes, tales como el MACBa de Meyer en Barcelona o la Ciudad de la Cultura en Santiago, encargada a John Hejduk y posteriormente modificada y ejecutada por Peter Einseman. 

 

El pasado 12 de marzo ha fallecido Michael Graves, el tercero de aquellos Five que nos deja.   Graves recibió en 2001 recibió la Medalla de Oro del AIA (Instituto Americano de Arquitectos). Poco tiempo después de la publicación de Five Architects, abandonó la claridad de aquella arquitectura Corbusierana, blanca y de líneas claras, para convertirse en uno de los mayores exponentes del Postmodernismo, tendencia arquitectónica que llenó de referencias clásicas y de confusión la arquitectura en el mundo occidental. Todavía puede rastrearse el esperpento que esta tendencia introdujo en las ciudades españolas. Hoy tan sólo quedan en activo Einseman y Meyer, ambos arquitectos pertenecientes al llamado Star System de la arquitectura, o dicho de otro modo, convertidos en empresas multinacionales de proyectos, el segundo más que el primero.

 

En el libro, el extraordinario arquitecto Philip Johnson, escribió una Posdata que comenzaba así: “No parece que tenga mucho sentido el reunir a estos cinco arquitectos en un solo libro… En común lo que tienen es talento; están interesados, como otros lo han estado, en el arte de la arquitectura”. Y termina el texto: “Desearía más libros y más trabajo para estos arquitectos… los libros llaman la atención sobre la arquitectura, fuerzan al lector (u observador) a concentrarse y, generalmente, produce (la arquitectura) satisfacción o disgusto”. (To be continued)

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios