Cultura

'Jerezanos bizarros', un recorrido por la historia "con gente peculiar"

  • Manuel Romero Bejarano presenta esta tarde su tercera publicación, un libro conformado por una recopilación de artículos editados en Diario de Jerez desde el año 2005 a 2015

'Jerezanos bizarros' es el sugerente título de la tercera publicación de Manuel Romero Bejarano, un libro que esta tarde a partir de las 20.30 horas presenta en Los Claustros. De la mano de la editorial 'Libros Canto y cuento', que coordina Pepín Mateos, el autor jerezano se enfrenta a lo que califica como "una manera diferente de ver la historia". Para ello, ha recopilado unos treinta artículos publicados en Diario de Jerez entre los años 2005 y 2015 "aunque evidentemente corregidos, reescritos y modificados", además "del último, que lo he añadido para el libro", apunta.

El resultado es un trabajo "redondo", asegura el escritor jerezano, "en el sentido de que quien lea el libro entero se puede hacer una idea de la historia de Jerez a través de los personajes porque hay personajes que van desde la época romana hasta nuestros días, y claro, cada uno va contextualizado".

Tras adentrarse en las murallas de la ciudad y en la historia de los alcaldes, la tercera publicación de Romero Bejarano le ha permitido dar rienda suelta a su creatividad y no esconde que durante su proceso creativo "me he divertido mucho porque verás, los otros que he escrito, de los que estoy orgulloso, no tienen nada que ver con escribir un libro de este tipo, esto es literatura. La historia te permite contar las cosas de muchas maneras, pero lo que pasó, pasó y te tienes que ajustar a la realidad. Aquí te permites ciertas licencias, por ejemplo, moverte por muchas épocas.

De lo que he escrito hasta ahora es de lo que más me ha gustado, aunque también hay que tener en cuenta que no está escrito de un tirón porque son artículos que además tienen una diferencia entre uno y otro como mínimo de un mes".

'Jerezanos bizarros' permite adentrarse en una especie de submundo, el submundo que ha creado el propio autor. "Uno tiene la ventaja de que ha escrito muchas cosas de historia y eso te permite conocer el medio, es decir, el personaje. Evidentemente, y como dice la introducción, algunos son verdad y otros no, y los que existieron la vida les dio ciertas licencias. Haber estudiado historia te da mucho juego, y también, he reconocer que en el Diario me han dado muchísima libertad desde el principio".

En total se discurre por la vida de 27 personajes "más cuatro artículos digamos que afines, como la historia de Telelomo y Telepardo, dos cadenas de televisión local que hubo en la pedanía de Lomopardo que eran competencia directa una de la otra", asegura con esa ironía y sarcasmo tan característicos en su lenguaje. "La verdad es que en este libro sólo la he utilizado en algunos personajes", destaca entre risas.

"Lo que une a todos los personajes -prosigue Romero Bejarano- es que su vida ha sido muy peculiar dentro del momento que le tocó vivir, gente bizarra. Ese es el hilo conductor. La vida de una persona normal no es que no me interese, porque realmente la sociedad la hacen las personas que siguen la norma, no las que se salen de ella, pero lo que me llama la atención es esto".

En esa larga lista de personajes el autor destaca a algunos como Madam Rospond, "un hombre que se hizo pasar por mujer y se hizo modisto", La Paloma, "para mí el caso más bizarro, porque se trataba de un hombre que se vestía de mujer y se iba a las casas de vecinos a actuar. La gente le daba para comer. Que en el año 40 existiese algo así en una ciudad como Jerez es curioso, pero así fue porque de hecho tengo testimonios de gente que lo vio".

Otro de los protagonistas del libro es Henry de Guilford "conocido como Lord Mollate, que era un lord inglés de muy buena familia que decidió invertir en bodegas en Jerez. Vino a Jerez y de aquí no salió. Le pusieron ese mote porque acabó todo el día borracho".

También menciona a María Caro, "que era la hermana de Madam Rospond y fue costurera de Eugenia de Montijo", Balbo de Asta, "un gladiador romano que nunca perdió", los pintores "José Montenegro y Rosique", o el llamado doctor Vander, "un nazi que montó una consulta de psiquiatría en Jerez. Publicó hasta un libro y vendía un remedio contra la ansiedad llamado 'Serenógeno', que luego se descubrió que era aguardiente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios