Cultura

John Boyne retrata el ocaso de los Romanov en su nuevo libro

  • El autor de 'El niño con el pijama a rayas' regresa a las librerías con la novela 'La casa del propósito especial'

El escritor irlandés John Boyne ha vuelto a adentrarse en las profundidades de la historia en su nueva novela, La casa del propósito especial, en esta ocasión en el ocaso de los zares, una época que le atraía por "el dramatismo del final de los Romanov y la rapidez de su fin".

Al igual que ya hizo con El niño con el pijama de rayas o con Motín en la Bounty, Boyne encontró una perspectiva novedosa para narrar los acontecimientos que llevaron a Rusia a acabar con casi 500 años de zarismo, a través de la mirada de un campesino, Georgi Danilovich Yáchmenev que, junto al lecho de muerte de su esposa, rememora su vida.

En una entrevista a Efe, Boyne dice que "la historia y la vida del zar acabó de forma tan dramática y en circunstancias tan trágicas que se prestaba muy bien al formato de novela". A su juicio, lo más interesante es que "el reino de los Romanov se acabara en un período tan corto, un año, desde los días en que parecía imposible hasta el momento en que resultaba inevitable".

Confiesa que no fue un lector especial de la literatura rusa, pero al escribir este libro volvió a las novelas escritas en Rusia en el momento en que se ambienta la novela, "para asimilar los ritmos del lenguaje" y uno de esos títulos fue determinante, Ana Karenina, que fue "una influencia importante porque quería escribir una historia de amor".

En la intrahistoria de La casa del propósito especial (Salamandra/Empúries) aparece Georgi Danilovich Yáchmenev, quien rememora la vida que ha compartido con su esposa Zoya durante 65 años mientras ella agoniza en un hospital de Londres. En esos recuerdos aparecen los años en que Georgi abandonó su mísero pueblo natal para formar parte de la guardia personal de Alexis Romanov, el único hijo varón del zar Nicolás II.

Sobre Nicolás II, Boyne opina que "hizo tan mal su trabajo" y recuerda que "no quería ser zar y tampoco era competente para serlo", si bien "nunca pudo olvidar el trauma de ver con sus ojos el asesinato de su abuelo".

Ser un autor superventas desde El niño con el pijama de rayas le ha permitido "sentir más confianza en mí mismo como escritor, ser más ambicioso en el sentido de querer volver a emocionar a los lectores como pasó con aquel libro, y, sobre todo, el éxito me ha dado la posibilidad de tener un público internacional".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios