Cultura

"Pintar y decir lo que me ha dado la gana lo he pagado hasta con cárcel"

  • El polifacético Andrés Vázquez de Sola dona una obra sobre el cantaor Manuel Torre al Centro Andaluz de Flamenco El autor asegura que los gitanos "han hecho Andalucía"

Comentarios 1

"Si tengo que bailar, bailo; si tengo que decir palabrotas, las digo; si tengo que hablar en serio, hablo en serio. Pero digo las cosas". Así se define Andrés Vázquez de Sola, el polifacético artista sanroqueño, enguatado en un cuerpo octogenario, pero con un alma joven y libre de dimensiones insospechadas. El escritor, pintor y dibujante donó ayer al Centro Andaluz de Documentación del Flamenco (CADF) un lienzo de gran formato (100 por 70 centímetros aproximadamente) protagonizado por Manuel Torre, cantaor jerezano nacido en 1878 y fallecido en 1933, con la leyenda "Para el Centro Andaluz de Flamenco mi Manuel Torre, como homenaje a todo el pueblo gitano". Una entrega muy emotiva a la que acudió la directora del Instituto Andaluz del Flamenco, María de los Ángeles Carrasco; el director de Programación del Centro Andaluz de las Letras, Juan José Téllez, que leyó el soneto 'Caricatureto para Andrés', y el cantaor Luis Malena, que interpretó sin guitarra, y por la mañana, un fandango para homenajear al pintor. "Porque los gitanos han hecho nuestra cultura. Y Andalucía existe como tal gracias al pueblo gitano. No se nos puede olvidar y es algo que nos diferencia del mundo entero", recordó Vázquez de Sola.

"Y quizás -apuntó el autor- sea una grosería lo que voy a decir pero no me importa. Sobre esta obra, un día me dijo Rafael Alberti, que era un poeta y no un grosero, que la había hecho de maravilla porque efectivamente este hombre (Manuel Torre) cuando cantaba parecía que estaba cagando estreñío. Con esa expresión apretada. Y me hizo gracia porque muchas veces adivino, y aunque no conocí a Manuel Torre, sabía que se ponía así para cantar, por la fuerza que tenía en su cante. Un momento escatológico (ríe), pero genial. Del hombre que aprieta, que se entrega por completo". En su intervención, María de los Ángeles Carrasco afirmó que la donación es una muestra del "talento, la maestría y la generosidad" de Vázquez de Sola, "una leyenda viva, un joven octogenario que ha dibujado a compás toda su vida",

Escritor, caricaturista y pintor, el autor se queja -y pide por favor que se publique-, que en España "hay una censura tan brutal como en las de tiempos de Franco, en la que se pueden decir muchas cosas pero no verdades como puños. Hay autocensura, se va diciendo lo que se va permitiendo que se diga. Tras la muerte del dictador se permitió que se dijera la palabra teta y orgasmo. Y ahora estamos en lo mismo, ya nos podemos meter con el Rey porque ya está tan pasado de moda, no hay nadie que sea monárquico en España, pero no se puede meter uno con otras cosas. Y, como republicano que soy, no sé qué hace este señor en España, que se vuelva a Italia que es donde nació. Hay cosas más importantes, como que están matando niños en el mundo entero cuando los americanos nos mandan que vayamos como verduguillos con la Otan".

Tan claro que de hecho, el próximo 25 de julio, Vázquez de Sola publicará De oca a oca y tiro porque me toca, contra los Borbones como símbolo, tras publicar Jaque mate, también sobre la monarquía. "Son los dictadores, los creadores de toda la corrupción que existe en España que está institucionalizada, una corrupción que no es de personas, sino del sistema completo. A esto le pongo el nombre de Borbones". Y habla Vázquez de Sola de hoy, cuando se habla tanto de sufrimiento, paro... "Cuando salimos a la calle vemos cuánta gente sufre, y nos sentimos más fuerte. Hay que, no sólo sufrir, sino hacer sufrir a quienes nos hacen sufrir con uñas, dientes, con cosas de varón (como decía Miguel Hernández). Cosas de varón, que también tienen las mujeres" (ríe).

Y verdades como puños, eso es lo que cuenta Vázquez de Sola en sus libros, "porque tengo editores que me lo permiten", y en la pintura, "en la que hago lo que me da la gana, algo que he pagado con cárcel, malos tratos, pero no me importa porque era mi obligación como periodista". Y en los tiempos que corren, "pues parece que estoy recibiendo el reconocimiento que merezco. Si no he sabido hacerme querer, escuchar y respetar ha sido culpa mía. Si la gente no me aprecia es porque no he sabido ganarme ese aprecio. Y tú no estás enamorada de mí porque no he sabido enamorarte" (ríe a carcajadas).

¿Y qué pinta Vázquez de Sola en todo esto? "Pues ahora estoy preparando una exposición de reivindicación del derecho a la dignidad de los homosexuales. Pero no sé cuándo la veremos, quizás después de mi muerte. Todos los que han sufrido por quienes les han quitado esa dignidad, porque nadie tiene que saber lo que cada uno hace dentro de su casa. La libertad tiene que ser absoluta. Lo digo desde mi heterosexualidad, pasada. Ya nada" (y vuelve a reír).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios