Fotografía

'Tonelería artesanal' en la Torre del Agua

  • F. Javier Cala, Antonio Herrera, Carmelo Pariza y Pepe Ruí inauguran este martes en la sede de la Agrupación Fotográfica San Dionisio una exposición sobre este oficio milenario

Cartel de la cita. Cartel de la cita.

Cartel de la cita.

Este martes, 18 de febrero, a las 20,30 horas, abrirá sus puertas, en la Agrupación Fotográfica San Dionisio, la exposición 'Tonelería artesanal', que se podrá visitar hasta el 12 de marzo, los martes y jueves de 20,00 a 22,00 horas.

Sus autores, F. Javier Cala, Antonio Herrera, Carmelo Pariza y Pepe Ruí pertenecen al grupo fotográfico Mostra sumus formado hace cinco años en la Universidad de Cádiz y que a su vez son miembros de la Agrupación Fotográfica San Dionisio.

Esta exposición forma parte de un proyecto, en vía de elaboración, sobre el proceso del vino. Las fotografías expuestas forman parte del grupo de tonelería artesanal, de ahí el nombre de la exposición, todas en blanco y negro con las que se pretende resaltar el trabajo de este oficio milenario (la barrica fue inventada por los celtas y adoptada por los romanos) ubicándolo en su medio para destacar el trabajo artesano que comienza a formar parte de la historia en el Marco de Jerez.

Para construir un tonel, el operario empieza por disminuir la anchura de las duelas en sus dos extremidades. Esta operación delicada se hace mediante una garlopa o de una azuela. Ensambla enseguida las duelas así preparadas por medio de un aro de hierro que las mantiene en su lugar mientras coloca en cada uno de sus extremos dos aros de madera.

El principal material utilizado es la madera de roble. El desarrollo del comercio al siglo XIX permitió a los toneleros utilizar con ventaja los robles procedentes de Rusia y Ucrania. El roble blanco de América se utiliza tradicionalmente para envejecer el whisky.

En Jerez se encuentran tonelerías artesanales o industriales como son Tonelería Huberto Domecq, Tonelería Julio, Tonelería Vasyma, Tonelería Paez Lobato, Tonelería Tevasa…

Madera, agua, fuego y material humano son la columna vertebral de este oficio. El laborioso proceso de domar la duela y convertir la bota en un producto con las mejores características, tanto de aroma como de sabor, son el arte del tonelero. El arte de la tonelería es una cualidad arraigada a esta tierra, Jerez, una ciudad que de siempre la unión vino/barrica ha servido para crear una industria consolidada y que hoy en día es una puerta abierta a otras bebidas alcohólicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios