Cultura

La guitarra de Pat Metheny llega esta noche al Maestranza

  • l Pat Metheny Trío. Hoy, en el Teatro de la Maestranza, a las 20:30. Entradas de 26 a 46 euros.El estadounidense, una de las grandes estrellas del jazz desde los años 80, actuará en formato de trío junto al contrabajista Larry Grenadier y al batería Bill Stewart

El Teatro de la Maestranza recibe esta noche al guitarrista estadounidense Pat Metheny, una de los estrellas más populares surgidas de la escena jazzística de los años 80. Celebrado por su meticuloso virtuosismo y por sus espectaculares dotes para la improvisación, pero también por su faceta de compositor, el músico, nacido en Kansas City en 1954, ha construido desde sus comienzos una obra ambiciosa y ecléctica que incorpora desde préstamos de la música clásica (Stravinsky, Bartok o Debussy, entre sus más claros referentes en este campo) a guiños a la tradición pop, como demuestran sus versiones de los Beatles, Burt Bacharach o Jobim. Larry Grenadier, al contrabajo, y Bill Stewart, con las baquetas y las escobillas, lo acompañarán hoy, en el formato de trío, uno de sus predilectos, sobre las tablas del Maestranza a partir de las 20:30, una actuación incluida en el ciclo Grandes intérpretes.

Orchestrion, publicado el año pasado, es hasta la fecha el último disco como solista de este guitar hero que se enamoró en su infancia del jazz gracias a las grabaciones de Miles Davis. Casi todo tiende a la hipérbole en su trayectoria, que comenzó marcada por su aura de niño prodigio criado en una familia de músicos, quienes le pusieron en las manos una trompeta cuando sólo contaba 8 años, instrumento que cambió por la guitarra a los 12. Antes de cumplir los 18 años era ya un músico curtido en los escenarios. Wes Montgomery, Kenny Burrell y Jim Hall, todos ellos guitarristas, determinaron su sensibilidad con las seis cuerdas, mientras que John Coltrane, Charlie Parker y Sonny Rollins, junto con el mencionado Davis, fueron los tótems que reafirmaron su pasión por el jazz en general. Jaco Pastorius, Ornette Coleman, David Bowie y Steve Reich se encuentran entre los músicos con los que ha colaborado en una vasta discografía que abarca desde el post-hardbop al rock pasando por el minimalismo o la así llamada world music.

En consonancia con su ambición, Orchestrion respondía al deseo de Metheny de ofrecer a sus oyentes "algo nunca visto ni oído". Se trata de su particular homenaje a la época de esplendor de las pianolas, a finales del siglo XIX. El guitarrista, caracterizado también por su incansable investigación de nuevas técnicas e interesado por las posibilidades de la tecnología aplicada a su instrumento, modificó una vieja pianola -que originariamente funcionaba mediante unas teclas que se movían gracias a un mecanismo activado por la rotación de una bobina de papel- y le incorporó pianos, gaitas, bajos, triángulos, bongos, marimba, vibráfono y teclado, pero controlados ya no por esas viejas bobinas sino por su propia guitarra, todo ello gracias a la aplicación de tecnología neumática y electroimanes: su puesta al día del concepto hombre orquesta. Y es que eclecticismo, versatilidad, fusión y osadía son palabras que siempre se han asociado a este creador apasionado de la "aparente capacidad infinita" de una guitarra para "ser tantas cosas distintas".

Finalmente, esa mezcla extrema de virtuosismo, versatilidad y dominio tecnológico retratan a un músico que, como dijo una vez, tan sólo le pide al jazz que sea "real, sincero, verdadero".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios