MIXTOLOBO

Dos guitarras jerezanas con duende

Mixtolobo es un disco de guitarra. De dos guitarras en concreto, una flamenca y otra eléctrica, ambas jerezanas y ambas enduendadas. La base del mismo es el blues y la soleá. Por eso nos suenan a otros referentes previos de esta senda como Pata Negra o Tomasito. Sobre composiciones propias, juntos o en solitario, o de Antonio Soteldo Musiquita. Contundencia eléctrica y compás. También la voz flamenca, cómo no, como en la soleá que la tradición jerezana atribuye a Juan Ramírez y que aquí se ha titulado Compás de la válvula rota a cargo de Momo, y donde el acompañamiento eléctrico es tan profundamente jondo como imaginativa y apocalípticamente metálico. El subrayado bluesero lo aumenta la presencia de Antonio Serrano a la armónica.

En A buscarme vienen, un blues de carretera con el saxo soprano de Jorge Pardo, también hace acto de presencia el cante, en este caso la voz rota, entregada, salvaje, atrabiliaria, excéntrica, de Juan Castro por seguiriyas. Por lo demás, es un disco estrictamente instrumental en el que los guitarristas están acompañados por el bajo de Ignacio Cintado, músico eléctrico curtido en mil batallas flamencas (Diego Carrasco por ejemplo) y las percusiones de Juan Peña El Chispa. Lógicamente cuando las composiciones las firma Juan Diego la propuesta es más jonda, con esas falsetas y temas cortos, intimistas, etéreos. Y en las del músico venezolano Musiquita, un viejo amigo de la familia, en las que hace acto de presencia la serenidad del sur.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios