paco lobatón. periodista y escritor

"He intentado que el libro sea la voz de las familias"

  • El jerezano presenta 'Te buscaré mientras viva', donde, a modo de relato, rescata 14 casos de personas desaparecidas en los últimos 30 años

Paco Lobatón, ayer en la Feria del Libro.

Paco Lobatón, ayer en la Feria del Libro. / vanesa lobo

Desde que en 1992 el periodista Paco Lobatón se acercó por primera vez a aquel 'Quién sabe dónde', un programa en el que comenzó como presentador y finalizó produciendo y dirigiendo, su vida cambió. "Fue un punto de inflexión", reconoce abiertamente. "Fíjate que en los años 80 yo era una persona que hacía las crónicas del Congreso, y eso en aquel entonces era lo máximo para un profesional. Pero lo que viví con ese programa fue algo impresionante", asegura.

A través de él comenzó a vivir en primera persona los múltiples casos de desapariciones existentes en España, conociendo a las familias, sintiendo su dolor y palpando el limbo jurídico en el que se encuentran. Quizás por ello, su quehacer diario está relacionado hoy día con ellos, ya no sólo en el trato directo con los afectados, sino mediante la creación de la Fundación QSDglobal, una entidad sin ánimo de lucro para la búsqueda de personas desaparecidas sin causa aparente.

Precisamente, a ella va destinada la recaudación del libro 'Te buscaré mientras viva', que ayer fue presentado en el marco de la Feria del Libro 2018, con el apoyo de Paco Sánchez Múgica. Se trata de la cuarta publicación del jerezano, tras 'Escríbeme a la guerra', 'La televisión en tiempos de guerra' y 'A corazón abierto, Historias de la tele, historias de la vida', donde curiosamente relata la experiencia vivida en 'Quién sabe dónde'.

Esta nueva obra , editada por Aguilar, recoge "14 historias, a modo de relato, sobre los casos más representativos", explica el autor. "El núcleo del libro son esos relatos, cuya base he ido recogiendo personalmente con cada familia con magnetófono en mano, para posteriormente darle una forma literaria y ponerlas dentro de un contexto que también es importante". Se refiere a ello porque "algunos de los casos corresponden a gente desaparecida hace más de 30 años, por eso necesitan esa contextualización", aclara.

Cristina Bergua, desaparecida en 1997, David Guerrero, el conocido como 'niño pintor de Málaga, al que se vio la última vez en 1987, el pequeño Yéremi Vargas, las hermanas Isidre y Dolors Orrit y los más recientes, Angelines Zurera, Caroline del Valle o Paco Molina, son algunas de las historias que se recogen en este trabajo, catalogado por el periodista jerezano como "la voz de las familias".

A la hora de elegir estas 14 historias, "porque hay que tener en cuenta que en España hay actualmente 6.053 personas desaparecidas", Paco Lobatón admite que "lo más difícil ha sido renunciar a los demás casos", por ello considera que el libro en sí "se ha quedado corto, pese a que es el más voluminoso de los que he escrito hasta ahora".

"Por encima de todo, he querido rescatar del olvido muchos casos que cuando dejan de salir en los medios y ser actualidad se quedan ahí", prosigue. Como ejemplo, habla del caso de María Dolores Sánchez, desaparecida en Medina del Campo en 1990. "Lo terrible de todo esto es que el informe de su caso es de sólo medio folio. Ahí se acaba todo. Es una manifestación cruel del abandono de estas familias, y el hecho de que sea mayor de edad no las libra de un sentimiento de desolación".

Entre los retos que se ha marcado la Fundación QSDglobal está "por un lado echar una mano a las familias, y por otro llamar a las puertas de los poderes públicos para mejorar todas esas medidas sociales y judiciales. Lo que no es lógico es que algunas familias, con todo lo que llevan pasado, tengan que pagar tasas de defunción por personas desaparecidas. Contra eso estamos batallando".

Con una amplia experiencia dentro de los medios de comunicación y en especial en la televisión, el periodista no oculta, tras la supresión en apenas dos meses y medio de su último programa 'Desaparecidos', donde se volvía a recuperar la línea de 'Quién sabe dónde' tras 19 años de ausencia, la necesidad "de contar con una televisión pública sensible a estas situaciones, es algo que creo firmemente. Se debería apostar por espacios que tengan como fin una ayuda efectiva a estas personas, y no se planteen como una simple escaleta. Que aparezca una pista, por pequeña que sea, es para estas familias un motivo importante. La televisión sirve para que ellos se sientan acompañados da la posibilidad a la sociedad civil de acompañarlos".

Lobatón pretende también que este libro "sirva para que nos demos cuenta que esto está pasando y puede pasar. En España hay más de 21.000 denuncias por desapariciones cada año y Cádiz, por ejemplo es la provincia con mayor número de desaparecidos, según datos oficiales del Ministerio del Interior ".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios