Cultura

La mujer y el 'Viernes flamenco'

  • Las cantaoras Carmen de la Jara y Sara Salado y la bailaora Manuela Núñez ofrecen al público del Cine Astoria una gran noche de arte en el inicio de este ciclo, que se celebrará durante el mes de agosto

La terraza de verano del Cine Astoria no llegó a cubrir su aforo en esta primera jornada del ciclo, pero acogió la presencia de un buen puñado de buenos aficionados, que disfrutaron de un grato ambiente, de una temperatura ideal y de un entretenido espectáculo.

En la apertura del mismo se contó con la presencia de la joven cantaora Sara Salado, que con la guitarra de Jesús Núñez, deleitó en primer lugar con la soleá apolá de Triana. En su segunda expresión sobre el cante y de vuelta a los estilos de Jerez, la artista entregó con el corazón unas siguiriyas con remates de cabales, para adornarse luego la artista, junto con su fiel guitarrista, esos aires flamencos de las granainas, que realizó bajo el influjo de La Alhambra y le valieran además para conseguir de nuevo los sinceros plausos del público. Para la despedida del escenario escogió las clásicas bulerías de Jerez, las que cantó y bailó con mucho gusto con la ayuda en palmas por Jesús Flores y El Cabero, quien también aportó a la fiesta sus graciosas 'pataítas' de buen baile.

Le siguió en el turno el veterano artista jerezano José el de la Joaquina, el que bien sabe conservar el buen arte de nuestra tierra y que estuvo muy bien arropado por la guitarra de Jesús Álvarez. Con las alegrías de Cádiz, el taranto de Almería, los cuplés por fiesta y con las bulerías auténticas de Jerez, fue desgranando el maestro su elegante repertorio y al que le puso un broche de oro con la gracia y la espontaneidad de su baile, recibiendo por ello uno de los mejores aplausos de la noche.

Un breve descanso para el relax y de vuelta al escenario con el baile temperamental de Manuela Núñez, la sobrina del inolvidable cantaor jerezano Antonio Núñez 'El Chocolate', que supo honrar su memoria artística con una total entrega después de varios años de ausencia sobre las tablas de un escenario, el que había pisado durante 25 años, y en parte, con la compañía de Manuel Morao. Bien arropada por su cuadro flamenco, compuesto en el cante por Antonia Núñez y Eva de Rubichi, las que se lucieron luego y en solitario por tangos junto con la familia de los Carpio, Manuel y Joselito, con la espléndida guitarra de Domingo Rubichi y con la percusión ejercida por Manuel Núñez.

La bailaora supo ganarse al público al ejecutar con garantías los bailes por soleá y las bulerías, a las que aportó además la improvisación y el gracejo de su hija Triana Jero, una simpática niña de 18 meses.

La primera jornada del ciclo se cerró con la intervención de la cantaora gaditana Carmen Sánchez de la Jara, acompañada por el popular guitarrista Antonio Carrión. La artista ofreció los cantes de su tierra por alegrías, tientos-tangos y las bulerías. Esta completa cantaora, que prepara ya una antología con los viejos cantes gaditanos, no se olvidó de interpretar el cante de la seguiriya con la profundidad de su magisterio.

Esta actuación dio paso a un gran fin de fiesta flamenca en el que participaron todos los componentes que actuaron en esta primera jornada de 'Viernes flamenco' del Astoria, que organiza la delegación de Cultura y Fiestas del Ayuntamiento de Jerez, bajo el patrocinio de Cajasol y a través de su obra social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios