Cultura

"El teatro es un ejercicio de amor y entrega a los demás, sin condiciones"

  • Paco de La Zaranda lleva a Santander 'Ahora todo es noche' antes de iniciar su gira por Sudamérica

Paco de La Zaranda. Paco de La Zaranda.

Paco de La Zaranda. / efe/román g. aguilera

Con el convencimiento de que el teatro es un "ejercicio de amor y de entrega a los demás" llegó días atrás a Santander el director de la compañía La Zaranda, Paco de la Zaranda, que volcó en la capital cántabra su última "autopsia" en forma de obra: 'Ahora todo es noche'. En un encuentro con periodistas celebrado con motivo de la actividad cultural Escénicas en el Casyc, un ciclo organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), Paco de la Zaranda aseguró haber "salido más vivo" de su última obra, una función que dirigió el pasado martes por última vez en España antes de su gira por Sudamérica.

'Ahora todo es noche' (2017) es una obra que de teatro "muy desnuda y casi autobiográfica" que refleja la historia de la compañía y aborda la mendicidad, algo que según su director todos han puesto en práctica alguna vez, ya sea con "amor, una sonrisa o la espiritualidad". Una representación a la que su director reconoce que "le queda poco tiempo" porque es un trabajo que ya "está maduro", lo que, a su juicio, es "bueno".

Por ello, Francisco Sánchez (Jerez de la Frontera, 1958), al que el teatro todavía le hace "sentir como un niño", ya tiene en el horizonte la nueva creación de La Zaranda, 'El desguace de las musas', que se estrenará el 3 de febrero de 2019 en el Teatro Principal de Zaragoza, y que contará con Gabino Diego en el reparto.

Tras repasar el presente y el futuro de la compañía, Paco de la Zaranda dejó claro que lo más importante en el mundo teatral es "darte a los demás" sin importar la condición del que está al otro lado de las tablas.

"Uno nunca pregunta qué condición social tiene el público ni a qué pertenece ni qué talla intelectual tiene sino que, como decía Miguel de Unamuno, que venga con el alma abierta que es como se debe ir al teatro", afirma.

Personalmente, el director admite que el teatro le permite "todo": seguir siendo niño, seguir teniendo fe y entregarse a los demás, que "no es poco en mundo como este".

Un género, el teatro, que defiende que se expresa a través de los actores y no al revés. "Al teatro lo único que le pido es que venga y se nos revele y para que eso suceda yo sé que tengo que trabajar muy duro y a veces se pierde la paciencia, pero cuando más desesperado estás ahí viene", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios