Cuarenta años de retroceso

24 de julio 2023 - 00:45

Uno de los mantras que con más insistencia hemos escuchado en esta campaña augura un retroceso de 40 años si se eligen determinadas opciones políticas; tirando de argumentario se nos ha dicho que volveríamos a una España en blanco y negro que nos sacaría del estupendo panorama de derechos y avances que ahora nos adornan.

Un poco cansado de campañas, promesas que -no pocas veces- son ocurrencias y explicaciones facilonas para cuestiones complejas, uno cae en la tentación de pensar que en determinadas cuestiones no le importaría dar un paso atrás.

En esta era digital que nos ha cambiado la vida, lo “instantáneo” es una de las pequeñas dictaduras con las que tenemos que convivir. La conexión continua, la pérdida de la intimidad, la localización en tiempo real, la pérdida generalizada de la paciencia del ser humano para esperar una respuesta, la entrada en el ágora -vía redes sociales- donde el más idiota pontifica como si fuera Aristóteles, son algunos de los peajes que tenemos que pagar en esta modernidad en la que ahora nos atenaza la inteligencia artificial.

Con prudencia y sin menospreciar lo que nos ha traído la tecnología, añoro aquellos días en los que no teníamos adosado como una parte más de nuestro cuerpo un teléfono del que hoy nos parece impensable separarnos. Echo de menos aquellos artilugios que se encontraban atados a la pared por un cable y que aunque parezca mentira, nos hacía más libres; aquellos pesados aparatos que no te medían los pasos, el ritmo del corazón o te prescribían cuando tenías que levantarte, o en el que era imposible que tu interlocutor te dejara una nota de voz.

Me irritan los buzones electrónicos, las notificaciones telemáticas, los emails maliciosos, el control asfixiante del Estado que te obliga a relacionarte exclusivamente en la forma digital, las citas previas y la pérdida de humanidad generalizada. ¿Volver 40 años atrás? Si, por favor.

stats