Análisis

Antonio Morillo Crespo

La última crónica de Pepe Oneto

Mi amigo José Oneto ha terminado la crónica de su vida. Escribió muchas, desde todos los ángulos. Ahora ha escrito la última. En silencio, en una clínica donostiarra, acompañado de Paloma, su mujer, y su hijo Eric. Ha sido un artículo sin la chispa que le caracterizaba y sin aportaciones de revistas y periódicos extranjeros, como solía hacer todos los días, enterándonos de lo que pasaba desde Nueva York hasta Pekín. Lo leía todo.

Le conocí en mis tiempos de diputado en el Congreso, cuando parlamentarios y periodistas convivíamos en los pasillos en aquella célebre M-30 circular al hemiciclo. En seguida congeniamos, me dijo que era de la Isla, que su padre fue trabajador de La Carraca y que llevaba a su Cádiz en el alma. Y así fue, puedo dejar constancia de cuanto hizo y nos ayudó. Amigo de todo el mundo, se relacionaba muy bien con ministros y secretarios. Y cuando teníamos algo que conseguir para la provincia, Pepe me echaba una mano "oculta", pero la echaba. Recuerdo lo de Tejero. Quizás fue el primero en escribir un libro sobre el tema y me sacó en primera página, cuando yo iba en el tren camino de la votación a Calvo Sotelo, y luego mis peripecias en aquel triste y lúgubre episodio. Pepe Oneto, con su flequillo rubio a guisa de ilustre mosquero, aparecía en todos los periódicos y revistas encabezando su artículo, con la sutileza, picardía, ironía, perspicacia y humor, raíz y jugo de su sangre gaditana.

Fue uno de los periodistas más comprometidos con la restauración de la democracia en España. Fue valiente y sólo obedecía a sus principios. Su labor fue meritoria y edificante.

P/D.- Mi amigo Pepe Oneto ya le estará haciendo una entrevista a San Pedro, se lo habrá ganado con su simpatía y cordialidad. Y San Pedro le estará contando…¡sólo Dios lo sabe!. Así que estoy impaciente por leerlo. Desde mi columna le envío a él y a su familia un abrazo así de grande, tan grande que no cabría en todas las salinas de su amado San Fernando.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios