A rienda suelta

Ciro y la ley mordaza

SEGÚN la información sobre el acoso al parlamento catalán en 2011, Ciro, joven jerezano emigrado a Cataluña, estaba detrás del parlamentario, con las manos en alto, sin tocarlo y protestando contra los recortes que se iban a votar. No hubo agresión, no amenazaba con bates, ni con piedra, ni arma de fuego. Gritaba contra los recortes que el gobierno aplica a la ciudadanía. La sentencia afirma que Ciro fue una persona que rodeando a un parlamentario gritaba contra los recortes. Lo sentencian a 3 años de cárcel. La reforma penal del Gobierno del PP recorta las libertades de expresión, de manifestación y de huelga. Los poderosos tienen miedo que los recortes sociales provoquen levantamientos populares. Por eso endurecen las leyes y las retrotraen a la época de la dictadura. Es actual la poesía de Blas de Otero 'Me llamarán', que dice en uno de sus versos: "Aquí no se salva ni Dios: lo asesinaron". ¡Ya está bien ¿no?!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios