Entre paréntesis

Rafael Navas

rnavas@diariodejerez.com

Rehabilitando a Pacheco

QUIÉN nos iba a decir hace muy poco que un día veríamos al ex alcalde Pedro Pacheco recogiendo un galardón que concede el Ayuntamiento. El Premio del Motor Ciudad de Jerez que recibió solemnemente ayer es, sin duda, un punto de inflexión en la vida de Pacheco, a quien se dio por desahuciado política y socialmente tras sus condenas y su paso por la cárcel desde el año 2014. No hay que olvidar que el jurado de los Premios Ciudad del Motor está presidido por la propia alcaldesa, Mamen Sánchez, y que de él forman parte, entre otras personas, dos miembros de su gobierno municipal, Laura Álvarez y Jesús Alba. Y ya se sabe que el gobierno local no concede premios o distinciones a quienes les caen mal, por muchos méritos que reúnan.

Esto significa que se ha dado vía libre para rehabilitar, de momento la memoria, de quien también fue varios años delegado de Urbanismo en Jerez. Y no ha sido el único gesto que le ha llegado a Pacheco desde los actuales responsables municipales. Precisamente hace unas semanas, el teniente de alcaldesa de Urbanismo, José Antonio Díaz, no tenía reparos en subir a su perfil en una conocida red social una foto junto a Pedro Pacheco en su despacho del edificio Los Arcos, la misma estancia que en otro tiempo ocupase el ex alcalde. E iba más allá Díaz escribiendo un texto muy cariñoso hacia Pacheco, de quien decía que había aprendido muchas cosas buenas y le agradecía su trabajo por la ciudad. Por cierto, sería interesante conocer qué opinan de todo esto algunos socialistas (o ex socialistas) de la época de la ‘guerra’ constante, como por ejemplo Pilar Sánchez.

Pero el magnetismo que ejerce la figura de Pacheco a pesar de su reciente pasado no se limita a las filas socialistas. En el PP sucede algo parecido. Tanto, que hasta dos reconocidos rivales en este partido como son Ana Mestre y Antonio Saldaña no ocultan su respeto y admiración por la figura del que fuese durante 24 años el regidor de la ciudad natal de ambos.

De alguna forma, cuando Ana Mestre citó en su despacho de la Delegación del Gobierno andaluz en Cádiz a Pacheco, junto a los también ex alcaldes José Antonio Barroso y Francisco González Cabaña, les dio protagonismo o ‘su sitio’ como se dice ahora. Porque nadie hace eso sin necesidad y si piensa que le puede perjudicar. Y casi al mismo tiempo, el portavoz municipal del PP en Jerez declaraba que si fuese alcalde le pondría una rotonda o una avenida el nombre de Pedro Pacheco. Siempre se comentó que, de no haber sido procesado y encarcelado, Pacheco tendría en Jerez una rotonda, una avenida o incluso un estadio o una curva en el Circuito. Pero que lo diga una persona como Saldaña, que sabe que es uno de los principales enemigos y blanco de los peores calificativos de Pacheco, da que pensar.

El ex alcalde, que continúa inhabilitado por la Justicia para ser candidato, ya ha ganado con todo esto una batalla que parecía perdida: la de poder ir por la calle con la cabeza alta, una rehabilitación que ha podido comprobar es la más difícil de todas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios