Pilar Cernuda

El desaliento

Crónica personal

Quedan solo cinco días de campaña y los sondeos siguen diciendo que Feijóo va sobrado

17 de julio 2023 - 00:15

El desaliento se ha asentado en las filas socialistas. Tanto, que destacados socialistas que hasta ahora se empecinaban en tratar de convencer a sus interlocutores de que Sánchez era el ejemplo más claro de ave fénix, como ha demostrado en varias ocasiones en las que ha sido capaz de resucitar cuando se le daba por muerto, ahora admiten abiertamente que el futuro del PSOE se presenta negro. El desaliento.

A duras penas se recuperaron del desánimo tras el 28-M, un desastre mayúsculo en el que perdieron la casi totalidad de sus gobiernos regionales así como ayuntamientos de primer nivel. Todo ello provocó una consternación que les dejó paralizados, desmoralizados, con una falta absoluta de desmovilización y de ganas de seguir peleando por el voto.

A eso se sumó el cara a cara de Sánchez con Feijóo y, como dice un ex ministro, la constatación de que Sánchez ha tirado la toalla. Apenas ha programado actos de campaña, no hace el menor esfuerzo por ganar. No va más allá de conceder algunas entrevistas. Mientras, Feijóo se patea España, no para, y además no ha caído en el error del triunfalismo, sino que alerta a los suyos de que hay que luchar por conseguir hasta el último voto, que las elecciones se ganan llenando las urnas.

Quedan solo cinco días de campaña y los sondeos siguen diciendo lo mismo que después del 28-M, que Feijóo va sobrado. Con el añadido de que Vox sufre una bajada considerable de votos, pero la mayoría de ellos van a parar al PP, por lo que es probable que Feijóo, si finalmente gana, pueda gobernar sin necesidad de los escaños de Vox para la investidura, y por tanto sin necesidad de formar un gobierno de coalición. Y, si no necesita coaligarse con Vox, es fácil entonces que Feijóo pueda contar con el apoyo de otros partidos parlamentarios.

Varios de los socios habituales de Sánchez se sentían muy incómodos con el actual presidente y sus políticas sociales, económicas e incluso internacionales, pero no querían ni oír hablar de apoyar a un gobierno del PP con Vox de coalición.

Estos cinco días de campaña en buena ley tendrían que ser de puro trámite, porque como se dice coloquialmente todo el pescado está vendido; pero en política nada es seguro hasta el día de la votación.

Si se confirman los pronósticos y Feijóo se convierte en presidente, el único responsable sería Sánchez: por sus políticas, por la elección de socios, por su arrogancia, por sus mentiras … y por su escaso entusiasmo en la campaña en la que se juega el futuro del PSOE. De ahí el desánimo socialista.

También te puede interesar

stats