Entre paréntesis

Rafael Navas

rnavas@diariodejerez.com

La gran fiesta del fuego amigo

Si estos días han leído titulares con duras críticas del gobierno municipal de Jerez, socialista, hacia la Diputación provincial, gobernada por socialistas, no se sorprendan. Es que hoy se celebran las elecciones en las asambleas locales del PSOE para elegir a los delegados que participarán en el congreso provincial de este partido, fijado para el próximo mes de diciembre. Y resulta que una de las listas que se presentan a esas elecciones está liderada por la presidenta de la Diputación, Irene García, y la otra lista lleva de número dos a la alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez (el uno es el alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix).

Sólo cabe pensar que lo mucho que está en juego en lo político ha llevado a esa escalada verbal en la que Mamen Sánchez, a través de su teniente de alcaldesa Laura Álvarez, responsable del Circuito (de luto desde ayer por el trágico accidente mortal de otro joven piloto), le ha reprochado esta semana a la Diputación el escaso apoyo que presta al trazado jerezano. La respuesta de la institución provincial no se ha hecho esperar y le ha "recordado" a los responsables del Consistorio jerezano que desde 2015, año desde el que Mamen Sánchez ocupa el sillón de la Alcaldía, ha invertido en Jerez 23,5 millones de euros y no solo en las zonas rurales en las que la Diputación tiene especiales planes y competencias, sino también en la zona urbana. De hecho, esta circunstancia siempre ha creado recelos de otras poblaciones al entender que por razones políticas Jerez recibe más "cariño" de Diputación. Un ejemplo reciente: los 300.000 euros que acaba de firmar para apoyar la candidatura de Jerez a la Capitalidad Cultural 2031 han sido vistos con enfado desde Cádiz, que aspira a ser sede del X Congreso Internacional de la Lengua Española en 2025 y no ha tenido el mismo apoyo.

Es mucho lo que se están jugando para su futuro político desde este domingo Irene García, Mamen Sánchez, Juan Carlos Ruiz Boix y muchos de los integrantes de sus listas al congreso provincial. Las aguas en el PSOE vienen revueltas desde hace tiempo y ya no existen los mayorías aplastantes ni las adhesiones inquebrantables (bueno, casi nunca han existido pero antes se disimulaba un poco más) por lo que del resultado de hoy dependerán todavía muchos nuevos movimientos.

Lo que es muy grave, y así lo perciben con preocupación muchos ciudadanos, es que de unas luchas internas por el poder, sean en este partido o en cualquier otro, dependan las relaciones y el futuro de las instituciones, que caiga un euro aquí o allá y que te ponga a caer de un burro o te halague. En el PSOE hace mucho tiempo que nos tienen acostumbrados a ver cómo lavan los trapos sucios de cara a la calle. Lo que en ocasiones puede ser un ejercicio democrático o de transparencia interna, la mayoría de las veces esconde una clara lucha por la supervivencia en el poder, en la que si es necesario llevarse por delante a un compañero, se hace. Bienvenidos a las elecciones de delegados en el PSOE. Bienvenidos a la gran fiesta del fuego amigo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios