Tribuna cofrade

José Jácome González / Jesús Antón Portillo

Más humildad y menos impaciencia

El Señor de Humildad y Paciencia.

El Señor de Humildad y Paciencia. / D. J. (Jerez)

Recientemente se ha publicado una monografía sobre la extinta Cofradía de San Antón, también conocida por la de la Resurrección o más tardíamente como de la Humildad y Paciencia, que no guarda relación histórica de ninguna clase con la homónima que desde hace unos años viene haciendo estación de penitencia con una de las imágenes que fuera de esa desaparecida Hermandad. Quisiéramos aprovechar la oportunidad para ofrecer dos documentos, que vienen a aportar nuevos datos sobre esta extinta cofradía y sus pasos, en concreto, el correspondiente a su Santo Patrón, San Antón, encargado en 1641: 

Sepan quantos esta carta vieren como yo Juan Leymaria vecino que soy desta ciudad de Xerez de la Fra en la collasion de San Dionisio enfrente del Carmen otorgo y conozco en favor de la cofradía de San Anton situada en el convento de la Santisima Trinidad y de Sebastian de Silva y de Bartolome Gonzalez del Valle como hermanos mayores de la dha cofradía que me obligo de hacer unas andas para el dho San Anton de la forma y maneras y de las hechuras de las andas de san Antonio (De Padua) de madera de borne las quales me obligo de hacer y dar hechos desde el dia de la fecha hasta veinte y sinco días del mes de abril primero que viene …. Y por presio de treinta y tres ducados…… en diez y nueve días del mes de marzo de mill y seiscientos y quarenta y un años “. 

Seguidamente, pocos meses más tarde, se otorgó el dorado de estas andas procesionales: 

Sepan quantos esta carta vieren como yo Juan Galan maestro pintor y dorador…e yo Juan Leymaria maestro carpintero como fiador …otorgamos en favor de la cofradía de San Antonio de Padua (Error San Antonio Abad) y del hermano mayor y mayordomos y demás cofrades …que yo el dho Juan Galan le dorare a la dha cofradía unas andas que tiene para el dho santo, de oro limpio fino bruñido y bien acabado a contento de los hermanos y conforme a las andas de san Antonio abad (error debería ser San Antonio de Padua) en precio de cinquenta ducados y a cuenta de ellos emos recibido trescientos reales para comprar el oro ... en trece dias del mes de mayo de mil y seiscientos y cuarenta y uno “. Firma de Bartolomé González del Valle y Francisco Sánchez Botello, Juan Leymaria y Juan Galán. 

            El mencionado error se corrobora dado el documento primeramente reseñado, así como la firma del mismo Hermano Mayor interviniente en ambos contratos, Bartolomé González del Valle.           

            No quisiéramos desaprovechar esta oportunidad para reiterar un asunto, que a estas alturas tendría que estar más que superado, pero que el empeño - parece torticero de algunos, negando la realidad objetiva que debe primar toda investigación histórica - se resiste a su destierro. Vamos sin más dilación a explicarlo. 

En estos últimos años se ha desarrollado una cábala matemática, dedicada en exclusiva, a la interpretación histórica de esta extinta cofradía para intentar dotarla a la fuerza de unos acontecimientos históricos no probados documentalmente, como es natural,  cuyo fin es hacer creer al lector cofrade y al público en general que fue la primera cofradía en establecer la disciplina pública en 1540, lo que algunos ya han denominado la génesis fundacional de nuestra actual Semana Santa.  

Parece que bajo el pretexto de una publicación se pueden pervertir los métodos y principios inexcusables, que deben regir el estudio histórico e interpretación de los textos. A día de hoy el primer documento que hace una referencia directa a una procesión de disciplina data del año 1543 – La Vera Cruz en el Hospital de San Pedro, documento localizado por el historiador Don Manuel Romero Bejarano. Punto, y no hay más. ¿Pero entonces cómo argumentan de manera tan tajante que San Antón hacía estación de penitencia justo en 1540 sin haber un documento que así lo acredite?. 

En unas declaraciones con ocasión de la Reducción de Hospitales y Cofradías de 1568 los cofrades de San Antón exponen: “Puede aver veinte e ocho años mas o menos ... ordenaron la prosesion de desçiplina”. Parece cuando menos curioso que se haya olvidado que en ese mismo expediente de Reducción consta la declaración de la Vera Cruz, cuyo texto ha sido publicado en numerosas ocasiones, a más abundamiento se insistió en su contenido en nuestro artículo publicado en Diario de Jerez en 2009 bajo el título de “Pá antigua la mía“. En concreto, los hermanos de la Vera Cruz declaran lo siguiente: “que la dha hermandad de la vera cruz es hermandad de diÇiplina de sangre que se haze el Jueves Santo de cada un año En remembranÇa de la pasion de nuestro Redemptor Jesucristo, la qual Hermandad En este caso de disciplina es la Mas antigua que ay en todo el Reyno y en la cristiandad y que se fundo en esta ciudad … “. Prosiguen, afirmando que “ como es caso notorio la orden de su fundacion fue que se prinÇipio En el año pasado de mill quinientos y quarenta y dos … “. 

¿Acaso no resulta insólito que en un mismo asunto con declaraciones coetáneas de ambas Cofradías no sea contradictorio que no se pusiera en cuestión ni duda la primacía fundacional de Veracruz sobre las otras Hermandades de Disciplina en esta ciudad? Insistimos, los mismos hermanos de la Veracruz dicen que era notorio la fecha de su origen fundacional. 

¿Cómo se puede tomar por científico el dato cronológico que podría oscilar, en más o menos, para arriba o para abajo, según nos conviniese, teniendo de antemano un dato objetivo como el de la fecha de fundación de Vera Cruz o incluso el anteriormente mencionado, directo y en fecha, como es el descubierto por Don Manuel Romero? 

¿Acaso no valdría según este criterio o teoría matemática tomar de menos años de veintiocho para lograr más tardía la fundación de San Antón? 

Miren, han tratado de establecer la llegada de la imagen de Humildad y Paciencia a nuestra ciudad y el resultado ha sido el mismo. Se dice en un testamento de 1638: “ ... habrá dos años mas o menos se remitió a la ciudad de Xerez de la frontera al convento de la Santísima Trinidad la hechura del santo cristo de la humildad y paciencia”. Pues bien, tenemos solo dos años y ni sabían cuando la habían enviado, ¡¡¡¡¡¡ Tan solo dos años y ni se acuerdan !!!!!, aun así, a día de hoy, ha sido imposible concretar la fecha exacta de su llegada con la barbaridad de documentación que existe en esa época, pero gracias a la teoría matemática desarrollada para esta hermandad la fecha “obligada” es 1636. Y todos contentos. Si en una declaración de extinción de hospitales y cofradías, a veinte ocho años vistos, mas o menos, con una falta de documentación sobresaliente,  además del estado de postración en la que se encontraba la cofradia de San Antón, como ya lo reconocen los propios cofrades en escritura publica años mas tarde, establecer 1540 como fecha indudable de la primera procesión de disciplina, es una falta de respeto a la comunidad investigadora y a los propios cofrades de nuestra ciudad. 

De las fuentes documentales existentes a día de hoy, y a menos que un nuevo documento lo acreditase en otro sentido, la más antigua Cofradía de Disciplina en nuestra ciudad es Veracruz, lo demás - insistimos - son elucubraciones interesadas o para contentar ensoñaciones de nuevos cofrades, que quieren revestirse de una falseada  historicidad con la que pretender alcanzar mayor prestigio en este ámbito. 

En conclusión, los archivos están ávidos de investigadores. Basta enfangarse con las fuentes documentales en los distintos archivos, pues no solo de bibliografía vive un historiador. Respetemos la fuerza inequívoca de los documentos conocidos y contrastados, que lo demás es vanidad, sólo vanidad. (Continuará)

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios