Línea de fondo

Santiago Cordero

Santiago.cordero@jerez.es

El estratega

Ancelotti es quien mueve los hilos

NO voy a poner en cuestión la supremacía actual en el planeta fútbol del Manchester City. Lo viene demostrando en la mayoría de partidos jugados en estas últimas temporadas. Y mucho menos aún la clarividencia y el talento de Guardiola como entrenador. Forofos de otros equipos y detractores de Pep llevan año tras año desprestigiando la calidad del catalán con argumentos del tipo, primero tenía a Messi, luego los petrodólares del City y por supuesto, muchos de esos Anti-Guardiola le añadían cuestiones políticas.

Pep, como buen discípulo de Cruyff, ha sido capaz de superar a su maestro, elevando el ideario del holandés para situarlo como modelo imperante del fútbol actual. Pero al igual que Cruyff, es un técnico tremendamente tozudo, que prefiere perder con su estilo, a modificarlo sustancialmente en encuentros o momentos de partidos determinados. Algo similar podríamos decir de Luis Enrique y no por ejemplo de Mikel Arteta, que es capaz de dar la pelota al equipo contrario si este es muy superior, como cuando hace un par de semanas se enfrentó al City en el Etihad Estadium.

Luego está Ancelotti, que en todos estos años en el Real Madrid siempre ha sido tildado de gran gestor de egos, de saber manejar un vestuario tan pesado como el del club blanco, pero al que pocos le han sabido valorar su capacidad de gran estratega. Que si le falta un estilo propio, que si cambia mucho en función del rival y cosas por el estilo. Pero los títulos y los partidos claves demuestran cuan equivocados están la mayoría. En el libro de la guerra, escrito hace más de 2000 años, el general chino hablaba de las capacidades que debía mostrar un gran estratega y, aplicadas al mundo del fútbol, Carletto cumple con creces las mismas. Si el rival te supera, en este caso en calidad táctica colectiva, lo más sensato es cerrar filas e luchar por no perder. Exactamente lo que consiguió ante el mejor equipo del mundo en estos momentos, para en el último momento asestar el golpe definitivo en una tanda de penaltis a priori basada en la suerte, aunque luego se pudo saber el trabajo de scouting y análisis que había existido previamente.

El City perdió y lo que a través de los medios se transmitió fue lo del ADN del Real Madrid, la mala suerte del equipo de Guardiola o que la Champions es terreno merengue. Del entrenador italiano poco he escuchado y de lo poco, que si se encerró a atrás, que si tiene flor y cosas de esta guisa. En cambio yo veo a un estratega que es capaz de rodearse de un grupo excepcional en la parte técnica y de un grupo de jugadores que creen firmemente en las directrices y consignas de Ancelotti. Carletto es quien mueve los hilos sin aspavientos ¡Ah, este artículo está escrito antes de Real Madrid-Barça! Igual me caigo con todo el equipo. Como diría un de los más grandes estrategas del mundo, Julio César: ¡Alea jacta est!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios