la columna

José Rodríguez Carrión /

¡Será mamón!

HUUMM qué bien huele Jerez. Hemos salido mi amigo y yo a pasear y estamos disfrutando del olor a limpio que desprende la ciudad. Hacía tiempo que no veíamos las calles tan limpias ni tan buen rollito en la gente. No solo no hay suciedad, tampoco hay las molestas caquitas de los perros. Por fin los dueños se han acostumbrado a no dejar para el resto el recuerdo del paso de sus canes y recogen con normalidad las deposiciones de los animalitos. También da alegría cuando uno ve tanto optimismo en las calles. Las terrazas de los bares bullen de gentes alegres y dicharacheras. Se nota que el desempleo ha disminuido notablemente y todo el mundo cobra puntualmente. La alegría llega hasta el punto de que ya las procesiones no comienzan el viernes de dolores, sino que ya ha salido una, la de "policías y alcaldes", posiblemente para llamar la atención de los turistas sobre los próximos eventos y que vuelvan pronto.

Hay tan buen ambiente que apenas queda un local vacío en las calles del centro, donde los comerciantes están que se salen con tanta gente como llega regularmente en los autobuses, y con las ayudas que les han ofrecido para poder competir con las grandes superficies. Incluso hay nuevos atractivos para que la gente venga, como la acampada montada en la puerta de la oficina de turismo que tan buenos augurios ofrece a quienes nos visitan o a quienes se acercan al centro.

Ya que estamos en el centro hemos seguido el paseo hasta el Ayuntamiento. Da gusto ver a gobierno y oposición trabajando codo con codo para conseguir que Jerez avance, que cada vez vengan más inversores ofreciendo para ello una buena imagen de unidad por el progreso, buenas condiciones a empresarios y buenos terrenos para instalarse. Qué bien, todos los políticos jerezanos unidos para que Jerez siga adelante y no haya desempleo, ni cierres de empresas, ni malos rollos en las calles. Así, todos empujando el carro en la misma dirección. Joé, ¿qué es ese ruido? Un sindicalista, de manifestación con una bocina enorme, me ha despertado y devuelto a la realidad… ¡será mamón!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios