Pasarela Flamenca Jerez 2022

  • Casi cien personas se presentan al cásting para el desfile de mayores de 45 años previsto para el próximo 13 de febrero

'Mujeres con solera' o sentirse modelo por un día

Una de las participantes, junto al jurado. Una de las participantes, junto al jurado.

Una de las participantes, junto al jurado.

Manuel Aranda

Escrito por

F. Pereira

"Lo que quiero es disfrutar y poder vestirme de gitana que es lo que más me gusta", apunta Carmen, una de las casi cien aspirantes que han participado este miércoles en el cásting 'Mujeres con solera' que organiza la Pasarela Flamenca de Jerez.

Expectación, nervios pero sobre la ilusión se palpan en el ambiente de los salones del Casino Jerezano, escenario elegido este año para esta cita anual. Con edades dispares, que van desde los 45 a los 80 años, todas han tenido que lucirse ante el jurado que conforman Ana Belén Morillo, responsable del evento, el estilista Juan del Ojo y el diseñador Javier del Álamo, encargados de elegir a las 20 que participarán el domingo 13 de febrero.

"Para nosotros es duro elegir sólo a veinte personas, cuando lo normal es que sean 40, como ha sido siempre, pero claro, la situación que vivimos actualmente de covid no nos permite meter a más de 20 en el backstage, por eso hemos tomado esta decisión", reconoce Ana Belén Morillo.

Hay tensión, pues no es fácil desfilar delante de miradas extrañas, una experiencia que algunas superan por el hecho de haber tomado parte en el cásting en años anteriores y otras sacando su lado más valiente. "Nosotros miramos mayormente la actitud, pero también, como dice el título del cásting, a esas mujeres con solera y su manera de desfilar. También tenemos en cuenta que vengan arregladas, eso dice mucho", recalca el estilista Juan del Ojo.

Otro instante del cásting celebrado en el Casino Jerezano. Otro instante del cásting celebrado en el Casino Jerezano.

Otro instante del cásting celebrado en el Casino Jerezano. / Manuel Aranda

Mientras van pasando por el salón principal todas y cada una de las aspirantes, el resto espera pacientemente en otra zona del casino. "Me he presentado porque quiero sentirme modelo por un día", asegura Toñi, que ya sabe lo que es participar "porque he estado ya dos veces", apunta. "Yo vengo a vivir la experiencia", reconoce Mar, "y yo a aprovechar esta oportunidad, imagino que será algo muy bonito", destaca Adriana.    

Con especial detenimiento presta atención Javier del Álamo, el diseñador que prestará su colección este año para todas estas 'mujeres con solera'. El nazareno se centra principalmente "en ver las tallas, es muy importante el tallaje para luego elegir bien quién llevara cada diseño", confiesa, "pero también sus caderas y el pecho, y por supuesto su manera de moverse y desfilar".

Al fin, después de varias horas, ya hay elegidas. Satisfacción en muchas de ellas, algunas incluso repiten, y emoción en otras que se estrenarán por primera vez en esta iniciativa que comenzó hace ahora más de diez años y que supone una bonita experiencia para todas estas mujeres con solera.

La novedad de este año es que la colección de trajes que desfilarán, todas obra de Javier del Álamo, están dedicadas a todas aquellas personas que padecen Alzheimer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios