El Rocío 2019 La Blanca Paloma pasó repartiendo bendiciones por la casa de Jerez

La Virgen del Rocío, frente a la casa de la hermandad de Jerez / MANUEL ARANDA

A las 11,15 horas ya de vuelta a la ermita y con el cansancio acumulado de los almonteños que son los custodios de llevar a la Santísima Virgen del Rocío por las calles de la aldea, la Virgen por fin llegó a la casa de hermandad de Jerez. Venís Ella en un ascua de luz y fervor tras una madrugada de vivas, salves y oraciones cantadas.

Pero este año era distinto. La Blanca Paloma iba vestida con un terno de estreno que se ha diseñado y llevado a cabo en Jerez. Y Almonte quería tener el detallle especial de acercar a la Virgen al Simpecado morado de una manera muy especial. Jerez recibió a la Reina de Almonte con vítores y oraciones. Y con el padre Gil que pudo acercarse hasta la Reina de Almonte para dirigir los correspondientes vivas. Vivas como si fueran alfombra cargada de milagros cotidianos que la Virgen propicia en la vida de cada rociero.

Se despidió la Virgen con tan sólo un minuto y medio de visita. Y una vez alejada unos metros, los almonteños volvieron en un segundo saludo de apenas un minuto que sirvió a gloria.

A esta hora de la mañana, la Blanca Paloma va camino de su ermita. No sin antes despedirse de Moguer y de su hermandad Matriz. La Santísima Virgen volvió a bendecir a Jerez en la mañana del Lunes de Pentecostés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios