Dionisio Díaz | Presidente de la Unión de Hermandades

“Lo más valiosos de las cofradías son sus hermanos”

  • El presidente del consejo hace un primer análisis de la Semana Santa que llega a su punto final

Dionisio Díaz en la magna exposición cofrade de los Claustros de Santo Domingo.

Dionisio Díaz en la magna exposición cofrade de los Claustros de Santo Domingo. / Manuel Aranda (Jerez)

—Primero querría preguntarle por la exposición cofrade en los Claustros y el promedio de visitas que se ha habido durante estos días.

—Estamos muy contentos con la exposición y su desarrollo. Cuando algún miembro del consejo está por allí las personas que acuden suelen felicitarnos por la calidad, la cantidad y la buena disposición y organización de la misma. Qué duda cabe que la hermandades han colaborado de manera muy excepcional y la ayuda en la organización del Ayuntamiento ha sido fundamental y hay que destacarla. El promedio de los primeros días era de 950 personas diarias pero tuvimos que subir el ratio de entrada de personas debido a la alta demanda para acudir. Así que viendo el gran espacio disponible, a partir de ese momento, se puso en torno a 1.200 personas al día, lleno todos los días a través de las reservas.

—Ha sido una Semana Santa en la que apenas ha habido incidentes.

—Sí, efectivamente. Ninguna incidencia negativa, gracias a Dios. Ha habido largas colas en los templos y un gran esfuerzo de las juntas de gobierno para mantener las medidas sanitarias en vigor. Destacar la visita a la exposición de la ministra de Industria y Turismo, Reyes Maroto, como apoyo a nuestra Semana Santa y la próxima declaración de Interés Turístico Internacional de la Semana Mayor jerezana.

—La Semana Santa de los templos no sé si ha alcanzado las expectativas creadas por el consejo.

—En esta Semana Santa diferente, desde el consejo, cuando en noviembre nos reunimos con don Federico Mantaras, nos comprometimos a organizar la exposición intuyendo que no habría cofradías en las calles. Nos informó que recomendaría que los templos estuvieran abiertos bastante tiempo para que los fieles y devotos pudiesen acudir a rezar y venerar a las imágenes como así ha sido con un grandísimo número del pueblo fiel. Así que estamos muy contentos con la gran afluencia de fieles también a los templos.

—Los cofrades han sabido interiorizar este tiempo tan complicado y tan difícil ¿Pero las cofradías han dado la imagen que todos esperaban de ellas?

—Las cofradías están compuestas por los cofrades que no son entes abstractos. El mayor y el más valioso tesoro de las hermandades son sus hermanos. Por tanto, las hermandades han aumentado la intensidad de sus cultos y las obras de caridad.

—Habrá tiempo para hacer un análisis de lo que ha significado este consejo que ya acaba su mandato pero quería preguntarle si este último año ha sido duro y complicado.

—Duro no lo creo. Este consejo ha vivido ‘corridas’ más duras. Ha sido un mandado complicado por lo difícil de la situación que hemos vivido y por no poder reunirse en estos últimos meses. Y la gran pena ha sido, sin duda, la falta de cofradías en las calles.

—Usted, que está en continuo contacto con las hermandades, ¿cómo las ves actualmente teniendo en cuenta los retos a los que se enfrentan?

—Las veo  bien y sobre todo las veo expectantes. Con ganas de que todo esto pase pero adaptándose a las circunstancias que nos han tocado vivir. Las hermandades han sabido transformarse y modernizarse para llegar a los hermanos y a los devotos. Creo que hay que este importante esfuerzo hay que destacarlo.

—¿Cree usted que este será el último año de suspensiones y que el año que viene vendrá la ansiada normalidad?

—Eso creo y espero. Quizás no sea una normalidad plena y durante algún tiempo sigamos sin estar al cien por cien, pero la vacuna parece que funciona en otros países que llevan mayor ritmo así que cuando aquí lleguemos a esos niveles, esperemos que sea pronto, iremos recobrando la ansiada normalidad plena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios