Semana Santa

La Humildad y Paciencia que busca la noche

  • La cofradía trinitaria tendrá que afrontar tras la Semana Santa un cambio de casa de hermandad como consecuencia de un problema de embargo que se llevará a cabo contra la actual propiedad

La hermandad de Humildad y Paciencia en la tarde del Martes Santo La hermandad de Humildad y Paciencia en la tarde del Martes Santo

La hermandad de Humildad y Paciencia en la tarde del Martes Santo / (Jerez de la Frontera)

La  hermandad de Humildad y Paciencia viene sufriendo desde el incendio sufrido en el año 2017 en las dependencias de su casa de hermandad, con un problema de embargo de dicho local. La sede la mantiene la cofradía del Martes Santo bajo un contrato de arrendamiento a la propiedad de la casa ubicada en la calle Medina. El inmovilizado que se ha visto envuelto en un problema de impago de una antigua hipoteca que afecta a la cofradía que tendrá que afrontar el problema del cambio de lugar con una fecha límite del 31 de julio del presente año. Para Juan José Tamayo, el hermano mayor de la cofradía trinitaria, “se trata de un grave problema en el que nos hemos visto envueltos sin que tengamos responsabilidad alguna. Nosotros estamos al día en los pagos y compromisos contraídos con la propiedad a través del contrato de alquiler”.

La hermandad ya está buscando otras posibilidades de cara a la fecha que pesa como una losa. “Es complicado porque la casa se adaptaba perfectamente a nuestras necesidades. Ahora, buscar un local en esta zona tan céntrica, nos tiene muy preocupados”, asegura Tamayo. En este sentido, la cofradía ha comenzado una negociación con el banco que va a embargar el inmueble para buscar posibles soluciones. Sin embargo, esta posibilidad se presenta complicada ya que la compra del activo es para la hermandad actualmente inviable.

Estreno

El gran proyecto de Humildad y Paciencia es el avance de la talle del paso de misterio. Una talla que está siendo llevada a cabo por David Medina Soto. “Este año se va a ver completa la trasera del canasto tallada así como las dos cartelas centrales de los costeros y los frisos superior e inferior de las andas. Es un gran esfuerzo el que la cofradía está llevando a cabo con este proyecto”, comenta el hermano mayor.

Otro estreno de la hermandad será el de su capataz. Manuel Monje Virués de Segovia se hará cargo del martillo junto a su equipo. Un cambio de capataz que ya se hizo público hace unos meses y que aportará la misma solvencia del quien dejó el martillo. El conocido cofrade Ezequiel Simancas.

Otra novedad de la cofradía es el cambio en su orden de paso en la jornada del Martes Santo. De ir la primera por la carrera oficial, da un salto hasta el tercer lugar. “Para nosotros es un logro pasar a ser los terceros. Siempre hemos querido incorporarnos más tarde a la carrera oficial por nuestra forma de ser. Nos identificamos con las cofradías clásicas y buscamos más la noche. Incluso nos hubiera gustado ir más atrás. Una cuestión que en un futuro se podría plantear el de ganar algún puesto más atrás. Pero no como una exigencia, sino porque fuera solicitado y necesario para el resto de las hermandades de la jornada”, asegura Juan José Tamayo.

En cuanto a su sede canónica, ubicada en la iglesia de la Trinidad donde hacen su labor docente las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, los cofrades de Humildad y Paciencia se sienten muy a gusto. “La convivencia es muy buena y colaboramos durante todo el año con ellas. Hacemos la adoración al Santísimo todos los meses y la relación con el colegio es muy positiva para nosotros”, asegura Tamayo.

Por último la llegada de la imagen de la que sería la Santísima Virgen de la Trinidad no está a corto plazo en la hoja de ruta de la cofradía. “Hay distintas ideas de cómo adquirir a nuestra titular mariana entre el cuerpo de hermanos. Ahora mismo, no es algo que tengamos previsto en un futuro próximo”, concluye el hermano mayor.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios