Cofradías

Recuperada una joya de plata y orfebrería en san Juan Grande

  • El templete está siendo restaurado por el orfebre jerezano Ildefonso Oñate

Ildefonso Oñate posa junto a la cúpula que está restaurando. Ildefonso Oñate posa junto a la cúpula que está restaurando.

Ildefonso Oñate posa junto a la cúpula que está restaurando. / Miguel Ángel González (Jerez de la Frontera)

Se trata de una joya de la orfebrería que reside y da cobijo a las reliquias de san Juan Grande, patrono de la Diócesis de Asidonia-Jerez. Se trata de un templete gótico de plata de finales del XVII cedido por la Diócesis para realzar la arqueta donde están las reliquias.

Esta importante pieza fue en su día el templete que llevaba la custodia del Corpus Christi antes de que llegara la pieza que labrara Manuel Gabella Baeza. Con posterioridad, también cubrió la custodia de Juan Laureano de Pina que cada domingo de la octava saca la sacramental de San Miguel en la procesión de Minerva.

Fue en junio de 1996 cuando se consagró definitivamente el santuario de san Juan Grande con la canonización del religioso de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios cuando se amplió la antigua capilla para convertirse en santuario y depositar sus reliquias con el templete.

El maestro orfebre jerezano Ildefonso Oñate está llevando a cabo la restauración de esta noble joya de finales del XVII. “Se trata de una auténtica joya que ahora sería imposible llevar a cabo por la cantidad de plata que lleva”, adelante Oñate. Su estructura está basada en una peana cuadrada de molduras lisas y ornamentación débil de orfebrería. De esta peana nacen cuatro columnas de basamento cúbico estilizado en altura que se rematan con unas macollas y tubos con distintas líneas salomónicas.

En la parte superior se encuentra una preciosa cúpula con remates en su extremo con un pequeño campanario. Destacar las piezas de orfebrería en el interior con especial labrado en el interior de la cúpula.

La restauración ha constado de desmontaje de piezas claveteadas y limpieza de las mismas. Reajuste de bultos que pierden la uniformidad de las piezas y tratado en diversas grietas.

Además se ha llevado a cabo el pulido y plateado de integridad de la pieza y afianzamiento de la estructura interior con maderas y herraje.

Ildefonso Oñate está bastante satisfecho del resultado final que está tomando la obra. “Sin duda que para mi taller es un orgullo que entren piezas de esta categoría”, apostilla Oñate. Ildefonso Oñate ya restauró también hace ya algunos años el templete de la Patrona de nuestra ciudad la Virgen de la Merced Coronada. Además, Oñate ha llevado a cabo ya muchas obras de orfebrería que han sido encargadas por hermandades de la ciudad así como de toda la geografía española.

Pronto, este templete volverá al santuario de san Juan Grande para dar realce a las reliquias de este santo que pasó por Jerez haciendo el bien con los más pobres en el siglo XVI.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios