Renovación de párrocos El traslado de Luis Salado provoca una recogidas de firmas en los Descalzos

  • El párroco prefiere mantenerse al margen de la protesta hecha por los feligreses

José Mazuelos junto a Luis Salado en la iglesia de los Descalzos José Mazuelos junto a Luis Salado en la iglesia de los Descalzos

José Mazuelos junto a Luis Salado en la iglesia de los Descalzos / (Jerez de la Frontera)

Los diversos nombramientos de párrocos llevados a cabo por el obispo Mazuelos Pérez en la Diócesis de Asidonia Jerez han tenido un profundo calado en algunas de las feligresías de las parroquias implicadas. Una de ellas ha sido la de San Juan Bautista de los Descalzos en la que los feligreses han venido observando una importante renovación de la misma tras el trabajo llevado a cabo por el sacerdote Luis Salado de la Riva.

La juventud y las fuerzas renovadas de don Luis junto a unos fieles que se han visto motivados en los últimos años en trabajar por la parroquia han sido un referente desde que en el año 2015 fuese nombrado nuevo párroco de la histórica feligresía.

El cambio llevado a cabo por don José Mazuelos ha sido como un jarro de agua fría para la feligresía. Los parroquianos se pusieron manos a la obra y comenzaron a recoger firmas entre los muchos fieles que frecuentan la iglesia con el fin de elevar una queja al prelado por los cambios efectuados. Esta misma mañana se trasladaba hasta el obispado una comisión parroquial desde los Descalzos para hacerle entrega al mismo obispo las firmas recogidas en estos días en la puerta de la iglesia tras las distintas Misas celebradas. Unas rubricas que finalmente no tendrán una respuesta afirmativa por parte del prelado.

Reseñar que el actual párroco prefiere mantenerse al margen de todo este revuelo y el pasado sábado comentaba en la homilía de la celebración de la víspera dominical que “nadie es imprescindible y que todos estos acontecimientos hay que leerlos como la voluntad de Dios”.

Fátima y San Marcos

Por otro lado, habría que reseñar también que el malestar no sólo ha llegado a la parroquia de San Juan Bautista sino que se ha venido produciendo en otras feligresías como en la parroquia de Fátima con la destitución de don Arturo Vásquez. Hace ya algunas semanas que venía recogiendo firmas en contraposición a otras también extendidas por la vuelta del que fuera párroco de Fátima el sacerdote José María Rodríguez González. Finalmente, ni un sacerdote ni otro. Será Juan Jacinto del Castillo Espinosa quien ocupe la parroquia a partir del mes de septiembre. Por otro lado, en San Marcos tampoco ha caído bien el nuevo destino de don Antonio López Fernández que irá precisamente hasta la parroquia de la Descalzos. Aunque se trata de una parroquia con menos actividad por el tipo de feligresía, los distintos grupos parroquiales han mostrado cierto malestar. Hasta San Marcos irá el sacerdote Carlos Redondo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios