Xerez CD

Calvo admite los contactos

  • El madrileño ve con buenos ojos su renovación y afirma estar algo sorprendido por el rápido interés: "Imagino que no querrán que pase lo de otros compañeros"

Carlos Calvo piensa en azulino. El mediapunta xerecista, que cumple contrato esta temporada, está por labor de renovar su compromiso con el club y ayer reconoció en rueda de prensa que desde hace unas semanas ya existen conversaciones. "Es verdad que han hablado conmigo. Hubo una primera toma de contacto antes de empezar la concentración y ahí estamos negociando para renovar".

El ex del Alcoyano se mostró sorprendido por el interés del club en amarrar su continuidad cuanto antes, una circunstancia que entiende pues aseguró que "tampoco querrán que ocurra como el año pasado con otros compañeros. Son situaciones parecidas y por ese lado no me extraña".

Si hubo un futbolista sobresaliente en el primer partido de Liga ante el Mallorca fue el azulino que lamentó no haber conseguido nada positivo del Ono Estadi. "No podemos perdonar tanto, porque como dijo el míster, no vamos a tener tantas ocasiones como el último partido. Pero vamos que esto es así, hay veces que llegas dos veces y metes las dos y otras en las que no te entra la pelotita. Hay que seguir trabajando porque lo importante es tener oportunidades, y mientras pase eso no hay que preocuparse, los goles llegarán tarde o temprano".

Lo que aún le quita el sueño es la expulsión sufrida en el estreno liguero, que le impedirá jugar ante el Athletic Club en Chapín. "Me da rabia porque fue una tontería. Fue un gesto reflejo y la verdad es que me fastidia bastante porque quería jugar en Chapín ante el Athletic".

Este hecho puede hacerle perder la titularidad, algo que califica como "normal", aunque Calvo prefiere por encima de todo "que el equipo gane y ya está. Si los compañeros que jueguen lo hacen bien, mucho mejor, habrá que seguir buscando la oportunidad pero tendremos tres puntos. Yo por lo menos firmo esos tres puntos, porque ir a Madrid con tres puntos es diferente".

El xerecista confesó también que poco a poco "se nota que vamos a mejor pero todos. Cuando te rodeas de mejores compañeros y jugadores con calidad todo es mucho más fácil. El año pasado la línea del equipo fue buena y este año queremos seguir en esa línea", apostilló.

De lo que está convencido el madrileño es que "si hacemos la primera media hora que hicimos va a ser difícil que nos metan mano. Lo que pagamos el otro día no fue la novatada sino el estar con un hombre menos 60 minutos y que te pase eso a estas alturas de la Liga es casi una condena. Si llegamos a tener once sacamos algo de allí seguro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios