José Luis Mateos | Director general del Xerez CD “Después de tanto sufrimiento merecemos una gran alegría”

  • El rector azulino sueña con devolver al club "a la categoría que no debimos perder, hay alguien ahí arriba que me dice que este puede ser nuestro año"

José Luis Mateos, en el centro, junto a Juan Díaz y a Juan Luis Gil en La Juventud. José Luis Mateos, en el centro, junto a Juan Díaz y a Juan Luis Gil en La Juventud.

José Luis Mateos, en el centro, junto a Juan Díaz y a Juan Luis Gil en La Juventud.

José Luis Mateos, director general del Xerez CD, vive en una nube. El rector azulino se muestra feliz con el momento dulce que atraviesa el Deportivo y "ni me lo creo", confiesa emocionado. Asegura que es fruto del trabajo y de la fe de una afición que nunca abandonó a su equipo, cree que ya les toca vivir momentos brillantes después de lo que han sufrido en las últimas temporadas, pero tiene los pies en el suelo y no lanza las campanas al vuelo. "He visto de todo en el fútbol y hay que ser cautos y seguir peleando y compitiendo en estos seis partidos que restan, pero lo tenemos muy bien encaminado".

Agradece a Juan Luis Gil y a Juan Díaz todo lo que están haciendo por el Deportivo y no se olvidada de "personas como Juan Pedro, Vicente Vargas, Juan Miguel Becerra y los integrantes de Afición Xerecista y de los Hools. Gracias a todos ellos y a muchos otros aficionados que no abandonaron el barco estamos aquí más vivos que nunca después de estar casi muertos".

–¿Cómo empezó su aventura en el Xerez CD junto a Juan Luis Gil?

–Antes de dar el paso con Titín, ya habíamos hecho algunas cosas juntos, habíamos ido a hablar con Luis Oliver y Ricardo... Todo estaba ya muy negro en el club y en uno de los días que nos vimos tomamos la decisión de entrar más a fondo. El Xerez CD se moría y había que salvarlo sí o sí. Él con mi apoyo y yo con el suyo empezamos a trabajar a trabajar y hasta hoy.

–(...)

–Es muy fácil trabajar con él porque es muy positivo y quiere mucho al club, pero a mí me ha quitado la vida. En verano, me recogía en mi casa a las nueve de la mañana y volvía a las once de la noche. Un diez para Titín y un diez para ‘El Pirata’. No me puedo olvidar de Juan Pedro, que ha sido una persona muy importante para que nosotros tirásemos hacia adelante.

–¿Cómo se ha producido esta transformación en la entidad a a todos los niveles?

–Lo que se ha conseguido todavía ni me lo creo. Empezamos sin nada, seguimos sin tener nada, pero tenemos al equipo primero y a los futbolistas y al cuerpo técnico al día y estamos arreglando institucionalmente un montón de temas. Es para no creérselo.

–¿Qué ha supuesto para el club la llegada de Juan Díaz?

–La llamada de Titín a Juan fue una de las cosas más importantes que nos sucedieron el pasado verano. Titín y yo le poníamos mucho sacrificio, mucho trabajo, pero económicamente no dábamos para más. Siempre les digo que tengo dos dioses, Titín y Juan Díaz. Su llegada a la entidad nos dio un salto de calidad a todos los niveles. El equipo que teníamos planteando y el que tenemos ahora no se parecen en nada. Nuestro proyecto estaba basado en buenos jugadores de la zona que además fuesen xerecistas, pero él nos comentó que tenía otras alternativas, que podía aportar calidad, y ahí está el equipazo que ha montado. Confiamos en él desde el primer día y ha montado una plantilla de superior categoría.

–¿Qué papel ha desempeñado la afición en este proceso?

–Nos da la vida y nos da fuerzas para seguir trabajando. Aparecemos siempre Juan Luis, Juan y yo, pero detrás hay muchísima gente que nos está ayudando en todos los departamentos y sin cobrar. Sinceramente, este club esta vivo gracias a los Hools, que cuando no había nada buscaban recursos, gracias a Vicente Vargas, a Juan Miguel Becerra y a todos los integrantes de Afición Xerecista y a todos esos seguidores que colaboraron a cambio de nada. Ahora, con toda la ilusión que hay, echamos la vista atrás y es que ni nos creemos lo que hemos sido capaces de generar.

–La historia reciente del club la escriben los seguidores...

–Sí con letras mayúsculas y nuestros patrocinadores, que tampoco nos abandonan. Todo esto lo hemos conseguido los aficionados, porque aunque ahora nosotros estemos en un puesto en la directiva, somos xerecistas como ellos, somos socios. Entre todos, poco a poco, hemos logrado salvar a un club que estaba muerto. El año pasado cuando no jugamos en Arcos lo pasé muy mal porque creía que el club moría, que ya no competía más. Gracias a todos los xerecistas estamos aquí hoy. Me llena de orgullo que la gente me pare por la calle y me dé las gracias. Tengo un amigo íntimo que ahora está en el Xerez DFC, pero su padre murió y era xerecista hasta la médula. Cada partido que ganamos o empatamos me acuerdo de él. Cuando el árbitro pita el final, miro al cielo y me digo que seguro que nos está viendo desde arriba y se siente tan feliz como yo.

–Faltan seis partidos para el final de la primera fase de la competición y el equipo es líder y marcha invicto...

–Tenemos muchas ganas de afrontarlos, no hemos perdido y ahora llega lo mejor. Esos parones no nos vienen bien, nos perjudican, pero el equipo está con muchas ganas y muy implicado. Es un espectáculo verlo entrar. Si bien compite igual o mejor entrena, es impresionante. Los encaramos con nerviosismo, aunque estamos seguros que vamos a pelearlos. Este equipo puede jugar mejor o peor, pero compite. Nos quedan encuentros complicados. Los Barrios llega en línea ascendente, es un equipo joven pero muy atrevido. Si ganamos ese partido y el derbi ya no se nos escapa entrar pelear en el grupo de los tres mejores. De todos modos, hay que tener los pies en el suelo, he visto de todo en el fútbol y no nos podemos confiar.

José Luis Mateos, en una rueda de prensa con Juan Díaz. José Luis Mateos, en una rueda de prensa con Juan Díaz.

José Luis Mateos, en una rueda de prensa con Juan Díaz. / Manuel Aranda

–La segunda fase y en el grupo de los tres primeros está a tiro, ¿qué espera de ella?

–Lo ideal sería llegar con una ventaja holgada para tener margen de error, pero hay que ir paso a paso. Primero vamos a preocuparnos por esta primera fase y luego ya pensar en la segunda, aunque está claro que soñar soñamos. Creo que lo podemos conseguir, tengo confianza y fe.

–Con estos resultados tan positivos, ¿qué recuerdos le vienen a la cabeza?

–Disfruté muchísimo con el ascenso a Primera División, pero me quedo con el ascenso en Lora, que además, casi me mato. Estaba en el lado de la tribunita del campo junto a una puerta agarrado a un barrote, cuando marcamos alguien abrió la puerta, todo el mundo celebrando el gol y yo colgado de la puerta a tres metros de altura sin que nadie me ayudase y gritando, que me caigo, que me caigo... Y justo después de caer al suelo e intentar levantarme sin poder respirar se me echaron encima Barragán, Chino y Narváez, que no se habían dado cuenta que estaba en el suelo... No me maté de milagro. La misma ilusión de ese día es lo que palpo esta temporada. Y eso que allí casi se nos escapa el ascenso después de haber estado toda la temporada bastante bien colocados y en los primeros puestos de la clasificación.

–(...)

–Ahora, los aficionados van hasta a los entrenamientos, la gente está como loca. Después de tanto sufrimiento, estamos en el buen camino. Arriba hay algo que nos dice que este es nuestro año, que nos merecemos una alegría de las grandes después de tanto sufrimiento, después de haber estado a punto de desaparecer y del esfuerzo que estamos haciendo.

–Habla de amor a los colores y esta temporada han tenido que abandonar la entidad dos jugadores que le han dado mucho, Israel y ‘Chino’ Quirós...

–Nos dolió en el alma porque los dos lo han dado todo durante estos años complicados en las categorías más bajas. Los dos eran nuestros capitanes y tiraban del carro cuando había que hacerlo. Fue muy duro comunicarle a los dos que teníamos que darles la baja. Fue complicado, pero llega un momento en el que tienes que tomar decisiones drásticas y ellos, como xerecistas, lo encajaron. Había que mirar por el bien del club.

–También traspasaron a Álex Guti al Sevilla...

–Eso demuestra que el trabajo de Juan Díaz en el plano deportivo es excelente. Que uno de los equipos más grandes de Andalucía se fije en nuestros futbolistas es como para estar orgulloso.

–¿Qué acciones están llevando a cabo para solucionar tantos frentes abiertos en el plano institucional?

–Estamos trabajando duro en ese aspecto. Ascender es un sueño, pero hay que tenerlo todo preparado por si lo conseguimos. El objetivo es abrir el Registro Mercantil y formar un consejo de administración, algo complicado después de siete años. Los abogados están volcados, pero nos encontramos con muchas dificultades, nos piden documentos que no tenemos y nos cuesta conseguirlos pero lo estamos haciendo.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios