Fútbol | Tercera División

Carta abierta de Nene a la afición del Xerez CD

  • El técnico, que no ha llegado a un acuerdo con el club para su finiquito, destaca que "se equivocaron de persona si pensaron que no respaldaría a mis jugadores"

Nene Montero ha recordado que estuvo nueve semanas en la grada y bajo amenaza de inhabilitación. Nene  Montero ha recordado que estuvo nueve semanas en la grada y bajo amenaza de inhabilitación.

Nene Montero ha recordado que estuvo nueve semanas en la grada y bajo amenaza de inhabilitación. / Vanesa Lobo

Nene Montero, que aún no ha llegado a un acuerdo con el Xerez CD para firmar su finiquito tras ser destituido el pasado domingo, se ha querido despedir de la afición con una emotiva carta, en la que le agradece la acogida y su comportamiento, le recuerda que es de Primera, lamenta no poder estar al frente del equipo en el derbi de Chapín frente al Xerez DFC y defiende a ultranza a sus jugadores. 

"Casi 20 años después de entrenar al Xerez Club Deportivo por primera vez, la llamada para volver a dirigirlo, aún estando en una categoría desconocida, me llenó de ilusión. Si esta tierra te llama, sólo cabe una pregunta: ¿cuándo quieres que esté allí?  No dudé en dejarlo todo. Todo, para intentar llevar a mi equipo a las cotas más altas dentro de mis posibilidades y los medios que encontré. Porque el proyecto que hallé no era ningún mirlo blanco. Y prueba de ello es el calvario que pasé durante nueve jornadas dirigiendo a mi equipo desde la grada. Incluidas amenazas del Colegio de Entrenadores argumentando que me iban a inhabilitar durante un año. Costó mucho encontrar estabilidad. Hubo que reconstruirlo todo con la temporada empezada debido a una mala planificación deportiva.

"Hubo que reconstruirlo todo con la temporada empezada debido a una mala planificación deportiva"

Pasadas las nueve jornadas en la grada, dirigí mi primer partido desde el banquillo, precisamente frente al Xerez DFC. El balance final: en 25 jornadas alcanzamos 36 puntos. El equipo, que rondaba el descenso, se instaló entre los diez primeros. Todo, a pesar de la inestabilidad deportiva, los problemas de pago y de las lesiones de larga duración en jugadores importantes.

El Xerez CD tiene ahora mismo 43 puntos, los mismos con los que el año pasado se salvó. Sólo que aún quedan 30 puntos más por disputar.

Los números son positivos, la dinámica ascendente y el Xerez CD, a día de hoy, un equipo muy complicado de doblegar. ¿Puedo entender esta decisión ahora?

"Defender a los jugadores no lo han tolerado. Tocaba callar y tragar. Como si esto fuera una dictadura o el Xerez CD fuera el cortijo de algunos"

Justificar mi destitución con los resultados es lanzar una cortina de humo, una excusa sin enjundia. Hay que ser valientes y decir la verdad. Defender a los jugadores ante los dirigentes por no cobrar es algo que no han podido tolerar. Tocaba callar y tragar. Como si esto fuera una dictadura, como si el Xerez CD fuera el cortijo de algunos, como si reclamar lo que es tuyo, el pan de tus hijos, fuera una ofensa y no un derecho. Se equivocaron de persona si pensaron que no respaldaría a mis jugadores. El Xerez CD no es un negocio, las familias no son un negocio. Y la dignidad está por encima de todo.

"Lo único que prevalece es la afición, que se hereda de padres a hijos. sois de Primera. Vendrán tiempos mejores"

No olviden los dirigentes que, como los entrenadores, están de paso. Lo único que prevalece es la afición, que se hereda de padres a hijos. Y es a esa afición a la que me quiero dirigir, a la que conozco desde hace dieciocho años, la que me acunó y me volvió a recibir como hijo pródigo, la que me merece el mayor de los respetos. De mi respeto.

Me marcho con la pena de no poder defender a mi club en el derbi de Chapín. Me voy con la tristeza de no poder brindar más alegrías a esa grada, que es mi casa.

Ahora soy uno más de vosotros. Todo un orgullo. Porque sois de Primera División. Eso no os lo pueden robar. Fuerte abrazo. Vendrán tiempos mejores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios