Xerez CD-Arcos CF | Crónica Un doblete de Chuma convierte al Deportivo en campeón de invierno (2-0)

  • Los azulinos se imponen a un combativo rival y siguen invictos

  • Juanca se lesiona en el calentamiento y entra en el once Pato

Chuma celebra su golazo al Arcos en la recta final de la primera parte. Chuma celebra su golazo al Arcos en la recta final de la primera parte.

Chuma celebra su golazo al Arcos en la recta final de la primera parte. / Vanesa Lobo

El Xerez CD no da tregua. El Deportivo encadenó su octava jornada sin perder, sumó un nuevo triunfo, esta vez ante el Arcos, en Chapín y ya es campeón de invierno pase lo que pase en el enfrentamiento de la próxima semana en el Alfonso Murube ante el Ceuta, que no pasó del empate a dos contra el Cabecense.

Los azulinos son líderes en solitario con 18 puntos, por los 14 de los norteafricanos. Les tocó sufrir para volver a quedarse con una nueva victoria pero fue tan merecida como trabajada y, además, con fases de mejor juego, aunque en el segundo acto se desconectó del partido durante algunos minutos. 

Joaquín Poveda tenía la intención de apostar ante el Arcos por el mismo once que empató la pasada jornada en el Municipal ante la Lebrijana pero tuvo que cambiar de planes sobre la marcha. En el calentamiento se lesionó Juanca y entró en la alineación inicial Pato.

Los azulinos desde el primer momento presentaron sus credenciales en ataque y en el primer cuarto de hora ya tuvieron tres opciones clarísimas. En el minuto 9, Chuma mandó al larguero de cabeza un gran servicio de Joselito, justo después Lolo Garrido no llegó a contactar un balón de oro de Carlos Calvo y más tarde, Álex Guti se precipitó a la hora de rematar y su lanzamiento le salió desviado.

Las intenciones del Arcos eran claras, intentar contener las acometidas de los azulinos y buscar una contra o una acción a balón parado para hacer daño al Deportivo. Y así obligó a trabajar a Iván Ares en el minuto 21. Maqui le pegó de cine a una falta en el lateral del área que el meta azulino desvió a saque de esquina con una buena estirada y metiendo la mano arriba.

Premio a la insistencia

La recompensa a la insistencia del Xerez CD le llegó a los 27 minutos, cuando Chuma tiró de calidad para abrir la lata con un golazo. El delantero recogió un pase de Lolo Garrido, se paró en seco, dejó a su par sin opciones y le pegó duro ajustado al palo derecho de Lebrón. 1-0.

El Xerez CD no aprovechó la inercia positiva del gol para sentenciar y los de Bolli se soltaron y volvieron a poner en apuros a Iván Ares a balón parado. Otra vez Maqui, en esta oportunidad con un magistral saque de esquina. El portero azulino metió una buena manopla ajustada al larguero para mandar a córner y evitar el empate.

Los xerecitas apretaron un poco en la recta final del primer tiempo, que terminó con dos saques de esquina seguidos, pero se marcharon al descanso con una mínima ventaja insuficiente y siempre peligrosa.

Maqui y Carlos Calvo luchan por un balón en la medular. Maqui y Carlos Calvo luchan por un balón en la medular.

Maqui y Carlos Calvo luchan por un balón en la medular. / Vanesa Lobo

Maqui, recurso arcense

El descanso le vino mejor al Arcos que al Xerez CD. Los de Bolli regresaron al campo más sueltos y con ganas de empatar. Maqui, otra vez a balón, puso el corazón en un puño a los azulinos. No se lo pensó y sacó una falta desde casi cuarenta metros que se marchó por poco por encima del larguero.

El Deportivo le daba vida a un rival que, poco a poco, iba creyendo en sus posibilidades, aunque seguía sufriendo. Álex Colorado vio amarilla por marcar con la mano y Lolo Garrido lo intentó desde lejos.

En el 69', Chuma se volvió a topar con el larguero al rematar de cabeza una falta lateral bien lanzada por Carlos Calvo. Se resistía la sentencia y Poveda quemaba sus naves. Orihuela saltó al campo por Carlos Calvo y el primer balón que tocó no terminó en gol de milagro. Su disparo se marchó alto (73').

El segundo gol tardó pero valió la pena sufrir. Lolo Garrido se inventó un pase tipo Laudrup a Chuma, que no falló con una resolución espectacular. El delantero sevillano lleva el gol en la sangre y definió a la perfección con la pierna derecha. 2-0. Minuto 76.

Con el 2-0, el Arcos se marcó un jugadón que mereció mayor recompensa. José Antonio se marchó por la banda, dejó atrás a tres xerecistas y Ares tuvo que sacar el remate con las piernas.

En la recta final, el entrenador azulino agotó los cambios y concedió los primeros minutos de la temporada a Dani Jurado, que se llevó los aplausos y el reconocimiento de sus compañeros. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios