Xerez CD

La curiosa anécdota de Charaf con Checa: "Me dijo que si no marcaba..."

Charaf celebra el 2-0 al Cabecense. Charaf celebra el 2-0 al Cabecense.

Charaf celebra el 2-0 al Cabecense. / Miguel Ángel González

Escrito por

D. Sánchez

Llegar y besar el santo. Charaf, único refuerzo del Xerez CD en el mercado de de enero, debutó a lo grande en el equipo azulino. El hispano-marroquí, que se quedó fuera de la lista en Ceuta aunque viajó a tierras norteafricanas, sustituyó en el descanso a Belizón y se convirtió en el protagonista del encuentro contra el Cabecense marcando los dos goles de un Deportivo que, además, recuperó la primera posición.

Charaf, que rechazó ofertas de equipos de superior categoría para apostar por el Xerez CD, aseguraba tras el partido que había sido el "debut soñado, mejor imposible porque además hemos recuperado el liderato" y contó a modo de anécdota lo que le dijo Checa antes de que saltase al terreno de juego: "Me dijo que si en los primeros 10 minutos no metía un gol no puedo jugar en este equipo". Pues no uno, sino dos: "He tenido un poquillo de suerte y ha salido bien". Luego, añadía que el técnico le pidió "que pisara mucho el área, que íbamos a hacer mucho daño con balones a banda y llegando desde segunda línea y ha salido el plan de partido que él ha dicho".

Charaf se fundió en un abrazo con Checa tras hacer el 1-0. Charaf se fundió en un abrazo con Checa tras hacer el 1-0.

Charaf se fundió en un abrazo con Checa tras hacer el 1-0. / Miguel Ángel González

El centrocampista apuntaba sobre su estreno que "mejor imposible, ganar aquí en casa y recuperando el liderato, muy contento. Tenía muchas ganas. Estaba en el banquillo y miré atrás y vi a la gente cantando el himno y me dije "qué ganas tengo de salir". El primer gol fue una dejada de Juan Delgado y el segundo una asistencia de Perotti. Así los vio: "El míster pide mucho que los medios lleguemos desde la segunda línea y con Juan esta semana me he entendido muy bien entrenando y ha dado la casualidad de que en el partido ha salido bien y luego con Perotti siempre que llegan los de banda a línea de fondo hay que ocupar los espacios, me ha caído a mí por suerte".

Pero no fue ni mucho menos un partido fácil el del Cabecense: "Lo habíamos analizado, sabíamos que estaban abajo pero todos los partidos son complicados, el día tampoco ayudaba mucho, el campo estaba rápido y los compañeros se han ido adaptando poco a poco, pero sabíamos que en la segunda parte íbamos a ir a más porque físicamente estamos muy bien y este campo tan grande suelen caer casi todos los equipos. Estaban muy replegados y creo que no entendimos bien que había que salir más por banda. En la izquierda sí lo hicimos más, pero estaban bien atrás, desde el primer minuto perdiendo tiempo y eso también desquicia, pero la segunda parte hubo más espacios y los hemos machacado", comentó.

Charaf agradece a Juan Delgado la asistencia en el 1-0. Charaf agradece a Juan Delgado la asistencia en el 1-0.

Charaf agradece a Juan Delgado la asistencia en el 1-0. / Miguel Ángel González

El atacante azulino llevaba tiempo sin poder jugar -En el filial del Getafe sufrió una lesión que le tuvo apartado bastante tiempo- y aseguró que salió a comerse el balón. En los primeros minutos de la segunda parte tuvo mucho contacto con pelota y tras el primer gol "y la ansiedad de celebrarlo me entró algo el cansancio, pero luego me he ido relajando y me he encontrado bien". Además, la familia estaba en la grada  y fue especial porque "los he visto emocionarse. Aquí ya había jugado con el San Roque de Lepe contra el otro Xerez, pero defender este escudo y ver cómo anima la afición hasta te distrae en algún momento. Estoy muy contento".

El Xerez CD es de nuevo líder empatado a puntos con el Ciudad de Lucena -gracias a su mejor diferencia general de goles- y quien más quien menos piensa que mucha parte del ascenso directo pasará por el enfrentamiento en tierras lucentinas. A Charaf no le desagrada la idea: "Queda mucha liga y puede pasar cualquier cosa, la semana pasada nos adelantaron, todos los partidos son complicadísimos, pero mejor ver a la gente por el retrovisor. Por mí, ojalá subir tres jornadas antes, pero si vamos allí y nos la jugamos esos partidos a mí me ponen y también me gustaría", sostuvo.

El domingo, en Lepe, duelo contra el Cartaya, que lleva una magnífica racha y esta pasada jornada goleó 0-3 al Córdoba B, sin duda un serio aviso: "No hay ni un equipo fácil, te puede coger el Coria que va último y te gana, este finde ha ganado por cierto. Hay que tener humildad y no creernos nadie, ni antes éramos tan malos ni ahora tan buenos. Estamos ahí porque nos lo merecemos y porque estamos haciendo las cosas bien".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios