Hércules cf | xerez cd · así se vivió el partido

Un campo cada vez más propicio

  • Satisfechos Unos veinte aficionados animaron al Deportivo en un terreno de juego que trae muy buenos recuerdos

El Rico Pérez se ha convertido de unos meses a esta parte en un campo diferente y especial para el aficionado xerecista. Y es que algunos no olvidan que fue allí donde el Cádiz, el que dicen ser el eterno rival, consumó su descenso a Segunda B en unan tarde para la historia. En el pasado mes de agosto, cuando el Deportivo se midió al otro equipo de la zona, el Alicante, los seguidores xerecistas se fotografiaron incluso en la portería en la que se produjo lo anteriormente comentado.

Ayer sucedió algo parecido y los pocos aficionados que acudieron al Rico Pérez no pasaron por alto esta circunstancia antes y después del encuentro.

Como viene siendo habitual, los seguidores azulinos no quisieron perderse este duelo en la cumbre y muchos jerezanos se desplazaron en sus vehículos particulares hasta tierras alicantinas para ver en directo al equipo. Y es que "como se ve en directo un partido no se ve en la tele", decían algunos de los valientes que ayer se pegaron una buena paliza en coche para ver a los suyos.

Los más animosos se situaron en la tribuna del estadio y allí, ataviados con gorros, bufandas y sus respectivas camisetas del Xerez, no pararon de cantar. Eran minoría pero realmente jaleosos. Tampoco se quisieron perder el encuentro algunos familiares de los futbolistas, como los hermanos y amigos de Pedro Ríos, o los padres de Vicente Moreno.

La representación azulina en el estadio no fue muy numerosa, unos veinte aficionados, veinte valientes que sufrieron como nadie en la grada. Y es que más de uno se llevó casi todo el partido de pie, ante la tensión que emitía el partido y viendo que en cualquier momento, Hércules o Xerez podrían abrir la lata.

El punto lo celebraron todos, empatar ante el líder y dejando tan buenas sensaciones es algo para tener en cuenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios