Huelva Hallado el cadáver de una joven en la zona donde se busca a Laura

Xerez CD

Tres despidos más y hay algún empleado que tiene que pedir alimentos en Cáritas

  • Elena Pérez, Sonia Cárdenas y Lidia Guerrero fueron despedidas: en la oficina sólo queda Rueda

Comentarios 4

Energy despidió ayer a las empleadas de la oficina del Xerez Deportivo, Elena Pérez, Sonia Cárdenas y Lidia Guerrero, aunque lo hizo sin finiquito ni liquidación, por lo que las tres deberán demandar al club azulino por despido improcedente. Como en anteriores casos similares -Miguel Ángel, Jacobo, Francisco García o Borja García, entre otros- Energy gana tiempo: entre el acto de conciliación, la vista y el fallo, los responsables del Xerez dilatan el pago varios meses y luego, si no hay liquidez, a esperar o a reclamar a través de embargos.

Elena Pérez, secretaria del club, llevaba en el Deportivo doce años; Sonia Cárdenas, contabilidad, taquilla y socios, seis; y Lidia Guerrero, encargada de la tienda oficial, tres. Con el despido de las tres empleadas, Jesús Rueda se queda como único integrante de la oficina azulina.

En la sede del club trabajan, además, Manolo Gil, responsable de seguridad; Paco Barea, delegado; y la comisión deportiva: Chicha, su hermano Fernando y Yeyo, coordinador de la cantera.

Mientras, tanto los futbolistas como todos los empleados del club aguardan con expectación que llegue el jueves, fecha en la que se cumple el plazo establecido por Energy para pagar la nómina. En el caso de los empleados, tienen pendientes de percibir dos mensualidades -además de las tres últimas de la temporada anterior que han de reembolsar a la AFE- y hay alguno que se ha visto obligado a acudir a la bolsa de Caridad o a Cáritas para recoger alimentos para su familia. En el caso de los jugadores, alguno podría dejar el club en el caso de que Energy no cumpla su palabra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios