Xerez CD

Dos metros de frustración

  • El Xerez, al menos, se libra de la habitual ferocidad de Zigic por el buen marcaje recibido · Aythami lidera una defensa masacrada por los bajitos del Valencia

En la triste noche de Valencia al menos algo salió bien. Ese goleador con pinta de alero del Partizán llamado Zigic fue eclipsado por la zaga azulina y, más concretamente, por Aythami. El rato que estuvo en el campo fue el tiempo en el que el juego de los locales fue más previsible y monótono. Lástima que el Valencia sea mucho más que Zigic.

Emery decidió salir con Zigic y no con Villa. Será porque el pasado sábado hizo los goles del triunfo contra el Espanyol, pero no hay color entre un jugador y otro, por más que sea un delantero eficacísimo. Cuando un equipo tiene un delantero de su talla (física) cae en la tentación de estar poniéndole centros constantemente, lo que facilita muchas cosas para la defensa por más que mida dos metros.

Aythami lo defendía la mayor parte del tiempo, pero en las acciones a balón parado tuvo la ocurrencia Gorosito de poner sobre él a Bergantiños, que lo incomoda tremendamente, con Leandro y Aythami flotándole cerca para ayudar. Al filo del primer cuarto de hora realizaba el serbio su primer remate, que se iba fuera. En el primer periodo no lo tuvo nada fácil y en más de una ocasión se le veía bajando al centro del campo para recibir alguna pelota. Deseoso por continuar con su buena imagen, se le veía crispado y discutía con el canario antes de que llegara el descanso.

Pudo marcar el gigante al inicio de la segunda mitad, en una acción en la que se encontró un balón en el área azulina y se plantó ante Renan, pero éste repelió su disparo por bajo, que no era especialmente preciso. Entre el marcaje que estaba recibiendo y los malos servicios de sus compañeros, no era el día de Zigic. Eso debió pensar Emery, que sólo le dio una hora de juego. En el minuto 62 lo sacaba del campo para que entrara un tal Villa, por lo que el peligro iba incluso en aumento.

Aythami no podía respirar tranquilo porque llegaban dos goles del Valencia en diez minutos, cobraba una importante ventaja y, con espacios, era temible medirse a gente como Mata, Silva, Pablo Hernández y Villa. Se veía al canario achicando espacios para complicarle las cosas al máximo a los locales y que ese paso adelante permitiera al Xerez jugar más en el campo del Valencia.

Aythami ha sido un habitual titular tanto para Ziganda como para Gorosito, pero se espera más de este jugador por las condiciones que tiene. De colocación no anda nada mal, ni de velocidad, aspectos básicos para un central, pero a veces se echa de menos cierta contundencia para marcar el territorio por donde no se debe pasar.

Pero no es el partido de Mestalla el mejor escenario para valorarlo a él ni al resto de sus compañeros. Era un cara y cruz contra un equipo repleto de talento, que puede dejar en mal lugar a cualquiera. El objetivo era anular a Zigic y lo logró, con la ayuda de sus compañeros. Si todos los jugadores del Xerez pudieran decir lo mismo, quizá ahora se hablaría de otro resultado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios