Xerez CD

A punto de batir un récord negativo

  • Desde el último ascenso, el equipo azulino estuvo cuatro veces ocho jornadas sin vencer pero nunca nueve

Inmerso en una peligrosa espiral de resultados adversos, el Xerez se apresta a llegar al ecuador del curso liguero cargando la pesada losa que suponen ocho jornadas sin ganar, trayectoria que había observado el Deportivo en cuatro ocasiones en la categoría de plata desde el último ascenso y que nunca llegó a superar. Es decir, si el Deportivo no gana el sábado en el Miniestadi al Barça B, habrá firmado la peor racha de partidos consecutivos sin conocer la victoria desde su regreso a Segunda A, siempre en la categoría de plata ya que en su año de gloria en Primera División los azulinos llegaron a encadenar hasta doce jornadas sin sumar tres puntos de una tacada.

Los altibajos del Xerez esta temporada están siendo muy pronunciados como prueba que en su mejor racha de partidos sin perder coincidan encuentros de la peor racha sin conocer la victoria. En efecto, los empates con el Elche (0-0) y en Las Palmas (1-1) alargaron a siete la racha de partidos sin perder pero, con la derrota en Chapín ante el Alcorcón (2-4), iniciaron la secuencia de encuentros sin conocer la victoria, sangría que aún no se ha cortado y que mantiene al equipo de Esteban Vigo con ocho jornadas sin vencer, y es que la última victoria se remonta al mes de noviembre: 1-5 en Alicante contra el Hércules.

De esta forma, el Xerez 2012-13 iguala los peores registros de rachas de partidos sin vencer desde el último ascenso a Segunda A. Para encontrar el precedente anterior hay que remontarse a la nefasta etapa de Casuco en el banquillo azulino, precisamente sustituido entonces por Esteban Vigo. Era la temporada 07-08 y el entrenador murciano había reemplazado a Miguel Ángel Rondán, que inició la temporada compartiendo el banquillo con la dirección deportiva del club. Casuco empeoró la situación, como prueban esos ocho partidos en los que el Deportivo no fue capaz de vencer y que dejaron al equipo muy tocado y casi hundido, aunque con el Boquerón se obró el milagro y se sentaron las bases para el histórico ascenso a Primera.

La campaña anterior (2006-07) y con Pepe Murcia en el banquillo, el Xerez arrancó como un cohete, situándose en el liderato pero luego se vino abajo y una racha de ocho partidos sin vencer le costó abandonar el grupo de cabeza. Pepe Murcia acabaría siendo cesado al igual que Diego Rodríguez, uno de los dos directores deportivos; el otro, Antonio Fernández Marchán, dimitió.

La segunda vez que el Deportivo acumuló ocho jornadas sin vencer fue en la campaña 2004-05, en la que Enrique Martín sustituyó a Chaparrinsky. Con el navarro, elevado a los altares azulinos al debutar con victoria en Carranza, el equipo se desinfló con una racha de ocho partidos sin vencer y luego otra de cuatro, culminando una temporada para la historia con el ascenso a Primera del Cádiz en Chapín.

Y la primera vez que el Deportivo acumuló ocho jornadas sin vencer tras su regreso a Segunda fue precisamente la primera temporada del retorno, la de Schuster y el exilio de Sanlúcar, racha negra que impidió el ascenso de los azulinos, entonces ya en Jerez, a Primera División y en la que muchos vieron una mano negra -arbitrajes muy polémicos y escándalos como el día del Salamanca- que campó en La Juventud y a domicilio como don Pedro por su casa...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios