Ciudad de Lucena-Xerez DFC | Crónica Los azulinos tienen el objetivo más cerca (0-1)

  • Un gol de Antonio Sánchez de penalti permite a los de Pérez Herrera conservar la primera plaza

  • Notable partido de un equipo que sabe sobreponerse a todas las adversidades

  • Fran Ávila, al Hospital de Cabra por un fuerte golpe en la cabeza

Los jugadores del Xerez DFC felicitan a su compañero Antonio Sánchez tras anotar de penalti.

Los jugadores del Xerez DFC felicitan a su compañero Antonio Sánchez tras anotar de penalti. / Xerezdf.com

El Xerez DFC continúa al frente de la clasificación. Ha sumado tres nuevos puntos ante el Ciudad de Lucena gracias a un penalti transformado por Antonio Sánchez en la primera mitad. Los azulinos se esforzaron al máximo para mantener su mínima renta hasta la conclusión del partido ante el empuje de un cuadro local que no tuvo su día en ataque. A pesar de las bajas y de su complicada situación por el Covid, los jerezanos dieron la cara en todo momento.

La primera ocasión llegó en el minuto 6. Camacho estuvo muy atento al centro del lateral local Alan.  Luego, en el ocho, Jacobo respondió con un disparo flojo que detuvo Adri Soto sin excesivos problemas. El Xerez se envalentonó y buscó más la portería local.

Se tuvo que esperar hasta el minuto 18 para que Antonio Sánchez pusiera de nuevo en aprietos al meta cordobés. Y es que el conjunto de José Pérez Herrera estaba prácticamente acosando la portería del Ciudad de Lucena. Fue el preámbulo del gol. El colegiado castigó con penalti una acción local en el minuto 22. Antonio Sánchez no erró desde los once metros adelantando a su equipo en el marcador. Un justo premio para un equipo que estaba siendo más ambicioso y mejor en esos instantes.

A partir de ahí, el conjunto cordobés se tuvo que poner el mono de trabajo para darle un impulso a un once muy apático en ataque, y que apenas había puesto en serios aprietos al guardameta Camacho.

Beni entró en la primera parte para suplir a Fran Ávila en el lateral izquierdo. Beni entró en la primera parte para suplir a Fran Ávila en el lateral izquierdo.

Beni entró en la primera parte para suplir a Fran Ávila en el lateral izquierdo. / Xerezdfc.com

El susto de Fran Ávila

A los 34 minutos, un fuerte encontronazo en el área xerecista dejó a Fran Ávila desplomado sobre el césped. El jugador tuvo que ser sustituido a petición de los médicos por Beni. El lateral fue trasladado al Hospital de Cabra, centro en el que le están realizando diferentes pruebas y en el que podría pasar la noche.

Tras el paso por los vestuarios, el Ciudad de Lucena dio un paso adelante. Saltó al terreno de juego con mucha más ambición y decidido a revertir una situación adversa que se le había complicado antes de la primera media hora de juego. Sin embargo, la primera oportunidad del periodo fue de los visitantes. Se cumplía el minuto 52 cuando un centro de Beni acabó con el balón paseándose por el área lucentina sin encontrar un rematador. Una auténtica lástima. Antes, en el 47', Nacho había probado fortuna con un disparo lejano que se marchó fuera.

En el minuto 57, Camacho se tuvo que emplear a fondo en una gran intervención para evitar el tanto del empate. Y es que el Ciudad de Lucena se había envalentonado ante un rival que había perdido terreno y se centraba más en tareas defensivas que en buscar un segundo gol. Un minuto más tarde, y en pleno dominio celeste, un disparo cruzado de Juan Delgado se marchó a córner rozando el palo de la portería xerecista.

Dimas Carrasco y Jose Pérez Herrero empezaron a mover el banquillo en busca de jugadores de refresco e intentando cambiar las dinámicas de un partido que había ganado en intensidad. Pero nada cambió, los minutos fueron consumiéndose sin que el Ciudad de Lucena pudiera hacer daño a un Camacho que estaba muy bien resguardado por una defensa que apenas dio facilidades al ataque cordobés.

Ya en la recta final, el Ciudad de Lucena quemó todas sus naves dando entrada a jugadores ataque en busca a la desesperada de un gol que nunca llegó. El Xerez DFC se mantuvo firme en todas sus líneas pero fue acumulando jugadores en la parcela defensiva para proteger un marcador que le favorecía.

En los últimos instantes, los jerezanos acabaron por encerrarse en su área y probar el contragolpe para intentar sorprender a un Ciudad de Lucena escaso en ideas para hacer daño la portería de Camacho. Acabaron pidiendo la hora.

Con el pitido final del colegiado Aranda Delgado llegó la tranquilidad definitiva en los azulinos, que vieron como su sufrimiento final tuvo una importante recompensa en forma de puntos que le mantienen en lo más alto de la clasificación. Valió el tanto de Antonio Sánchez. Decisivo esta vez para el Xerez DFC. Por su parte, el conjunto celeste pierde su primer partido de la segunda fase.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios