Córdoba CF-Xerez DFC | Crónica

Demasiado castigo frente a un líder que sigue descomunal en ataque (4-0)

Iriondo se estrenó en el Nuevo Arcángel en el lateral izquierdo azulino y presiona a Fuentes.

Iriondo se estrenó en el Nuevo Arcángel en el lateral izquierdo azulino y presiona a Fuentes. / Miguel Ángel Salas

Derrota sin paliativos, pero sí excesiva. El Xerez DFC abrió el año en el Nuevo Arcángel encajando una goleada (4-0) ante un Córdoba descomunal en ataque, que sigue firme y no cede terreno. Los azulinos muestran una buena imagen, pero no pueden hacer nada para maquillar un abultado marcador en un partido muy accidentando, en el que se lesionaron Javilillo y Camacho, y que a la media hora ya perdían por 2-0. 

El primer once del año del Xerez DFC presentó novedades, pero fue el esperado. Pérez Herrera apostó de inicio por dos de sus tres fichajes, Iriondo en el lateral izquierdo y Poley en la medular. El resto de posiciones no presentaron cambios. Sin Jacobo, Javilillo salió en la derecha, Bello se escoró a la izquierda y Máyor fue el referente.

Y los azulinos entraron al partido como lo requería un envite de ese nivel, el líder y el escenario. Saltaron al verde intensos, sin complejos, bien situados y generando ante un rival con una calidad tremenda en todos sus jugadores y un ataque letal.

A los ocho minutos, llegó el primer contratiempo para los xerecistas, Javilillo se lesionó y tuvo que dejar su puesto a Manu Baeza, y el primer gol en contra le cayó al cuarto de hora cuando mejor y más cómodo se encontraba sobre el terreno de juego.

Simo recogió un gran desplazamiento en largo de Javi Flores para acomodárselo a la derecha y superar a Camacho cruzando el balón al palo contrario. Los de Germán Crespo se encuentran en estado de gracia y les sale todo a nivel ofensivo. 

El Xerez DFC se repuso al tanto, no cambió su guión y mantuvo su guión, con presión alta, intentando generar y buscando que el Córdoba no se sintiese cómodo, pero la escuadra blanquiverde es demoledora arriba. Willy Ledesma, en el 22, estrelló la pelota en el poste después de que tocara en Durán. La réplica la puso en el 24' Manu Baeza, pero se escoró demasiado y perdió sus opciones.

Más lesionados y gol

José Alonso también se lesionó en el bando local y entró en el centro de la defensa Gudelj (28') y dos minutos más tarde, segundo zarpazo cordobés y segundo mazazo para los xerecistas. Adrián Fuentes, desde el borde área, puso el balón lejos del alcance de Camacho. 2-0

Los problemas no terminaron ahí para los azulinos, ya que instantes más tarde perdieron a Camacho. El portero se lesionó en una jugada en la que evitó el tercer tanto local en un lanzamiento de De las Cuevas (32') tras un excelente pase de Puga. César le suplió.

Al Xerez DFC le tocaba luchar contra el marcador, un rival inspiradísimo y efectivo arriba y la mala fortuna. Con un remate de Oca ambos conjuntos se marcharon al vestuario. El 2-0 era un castigo excesivo para un equipo que no lo hizo mal, pero que no tuvo pegada ante un rival al que le sobró y que le hizo daño por banda con la velocidad de sus extremos.

Poley, debutante en el Xerez DFC, salta junto a Javi Flores. Poley, debutante en el Xerez DFC, salta junto a Javi Flores.

Poley, debutante en el Xerez DFC, salta junto a Javi Flores. / Miguel Ángel Salas

Más de lo mismo

Los dos entrenadores aprovecharon el descanso para realizar cambios. Por lo locales entró Álex Bernal y Pérez Herrera se la jugó apostando por su delantero David Grande, que acompañaba a Máyor arriba.

El Córdoba no quería sorpresas con un marcador engañoso y a los 51 minutos hizo subir el tercer gol de la tarde al marcador tras una contra. César realizó un buena parada a De las Cuevas, pero el rechace le cayó a Adrián Fuentes, que marcó ya a puerta vacía.

Con dos puntas, el Xerez DFC no renunciaba a acortar distancias y dejar alto el pabellón, pero Máyor no pudo rematar claro a los 63 minutos, una dejada de Grande y en el 64', César salvó el cuarto con una gran parada tras un tiro desde el punto de penalti de Casas.

Con la afición azulina empujando, Antonio Jesús estuvo a punto de sorprender a Carlos Marín con un buen lanzamiento desde la esquina muy cerrado. El meta local tuvo que meter la manopla arriba para evitar que entrara. Y en otra contra de manual, el cuarto en el 73'. Omar Perdomo salvó la salida de César. Los azulinos reclamaron una falta en su área, les costó replegarse y no pudieron evitar el daño.

El Córdoba no bajaba el pistón y no se conformaba, pero el Xerez DFC no estaba dispuesto a encajar más tantos y se defendía con todo el orden que la situación se lo permitía. El líder es una máquina que funciona a la perfección, en ataque es demoledor, presiona, trabaja y en defensa tampoco da facilidades. Esos son los motivos por los que sigue sin perder en casa y suma ya diez victorias.

Once inicial del Xerez DFC en el Nuevo Arcángel, con Iriondo y Poley. Once inicial del Xerez DFC en el Nuevo Arcángel, con Iriondo y Poley.

Once inicial del Xerez DFC en el Nuevo Arcángel, con Iriondo y Poley. / Xerezdfc.com

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios