Guadalcacín-Xerez DFC | La crónica Los xerecistas ponen la directa (0-2)

  • Javi Casares abre el partido al filo del descanso con un golazo y Rodri sentencia

  • Segunda victoria consecutiva en la era García Tébar

Rodri celebra el 0-2 del Xerez DFC en Guadalcacín junto a Casares, Gallardo y Marcelo. Rodri celebra el 0-2 del Xerez DFC en Guadalcacín junto a Casares, Gallardo y Marcelo.

Rodri celebra el 0-2 del Xerez DFC en Guadalcacín junto a Casares, Gallardo y Marcelo. / Miguel Ángel González

El Xerez Deportivo FC ha cumplido con los pronósticos y ha sumado los tres puntos en su visita al Antonio Fernández Marchán de Guadalcacín, donde el colista sólo pudo igualar fuerzas en el tramo inicial del partido. Un golazo de Javi Casares justo antes del descanso hizo que los azulinos de García Tébar se fueran al vestuario con ventaja. Antes, Lebrón había salvado con dos grandes intervenciones el primero de los xerecistas, primero en un cabezazo de Álex Colorado y poco después en un disparo de Bello. En la segunda mitad, el exguadalcacileño Rodri hacía el 0-2 sentenciando el choque. Con este resultado, el Xerez DFC se sitúa con 51 puntos y sigue a cuatro de la zona de 'play-off', aunque ahora también tiene a la misma distancia al tercer clasificado.

García Tébar apostó por el mismo equipo que en su debut en el banquillo goleó al Ceuta hace siete días en el Municipal de Chapín. Repitió Alberto Heredia en la derecha y Rodri en el centro de la defensa. Enfrente, Jesús Mendoza siguió apostando una semana más por el cadete Beni en el lateral izquierdo y el juvenil Fernando en el centro del campo junto a Luis Castillo, recuperado del proceso febril que le había tenido durante toda la semana entre algodones. También Rosales fue titular en el centro de la zaga.

El encuentro comenzó con un Guadalcacín que no quería defraudar a su parroquia, en minoría ayer en su propia casa ante la masiva afluencia de aficionados del Xerez Deportivo FC. Durante los primeros minutos, los de Jesús Mendoza salieron a morder arriba y pelear por cada balón en un campo de reducidas dimensiones en el que la atención debe ser máxima. Así, no había pasado todavía un minuto de juego cuando Luis Castillo centraba desde la banda izquierda, teniendo que despejar Joaqui en el primer palo. 

Poco a poco se fueron igualando las fuerzas. Fran Jiménez mantuvo una buena pugna con Álex Colorado en la lucha por los balones aéreos, mientras que Marín protagonizó una buena incursión en la banda derecha, adentrándose en el área y conectando con Fran, quien le devolvía el balón demasiado largo y desbaratando el posible peligro la zaga visitante.

El equipo de Andrés Tébar, muy serio durante todo el partido en labores defensivas y con oficio, se fue haciendo dueño del balón, sobre todo cuando Bello y Javi Casares comenzaron a entrar más en juego. El primer acercamiento con peligro de los azulinos -este vez vistiendo de rojo- llegó tras una pérdida de Luis Castillo en el centro del campo, recuperación de Joaqui y pase en profundidad a Casares. El atacante xerecista, sin embargo, no pudo conectar ni con Adrián Gallardo ni con Bello, que entraba por el segundo palo, cortando Rosales 'in extremis'. 

Conforme pasaban los minutos, el XDFC empujaba cada vez un poco más a un Guada que se iba metiendo atrás y que apenas tenían oportunidad de salir a la contra. En otra incursión de los visitantes, Juan Gómez puso un centro con muchísimo peligro pero el balón, tras pasar de un lado a otro del área, no encontró rematador.

Los de García Tébar intensificaron su dominio en el último cuarto de hora del primer tiempo. A la media hora, Bello botó un saque de esquina que remató de cabeza a placer Álex Colorado, emergiendo Lebrón con una extraordinaria parada evitando el 0-1. La ocasión fue tan clara que toda la grada cantó gol. Un minuto después, el meta guadalcacileño tuvo que emplearse de nuevo a fondo para despejar a la banda un disparo envenenado de Bello y en otro saque de esquina del '10' del Xerez DFC estuvo a punto de caer el primero, pero el remate en el primer palo de Juan Gómez se fue a la izquierda de la meta de Lebrón.

El propio Juan Gómez casi hace el gol de de la temporada con una media chilena que agarró en el pico del área y que se fue por encima del larguero. Mientras, el Guadalcacín sólo merodeaba la meta de Flere a balón parado, como en una falta que saca Rosales y que no encuentra rematador (41').

Hasta que a un minuto del descanso, la grada del Marchán se vino abajo con el golazo de Javi Casares. La jugada la inició desde la banda izquierda Bello. El extremo azulino recortó hacia dentro y pasó a Casares. Éste tuvo tiempo de acomodarse el balón a la derecha y lanzó un zurriagazo que se coló como una exhalación en la meta local pese a que Lebrón llegó a tocar. Gol de los llamados psicológicos porque nada más ponerse de nuevo el balón en juego el colegiado sevillano Hidalgo Márquez indicó el camino del vestuario.

Tras la reanudación, el Guadalcacín salió con la intención de meterse de nuevo en el partido, pero el cuadro xerecista cortó cualquier atisbo de reacción a las primeras de cambio. Y fue precisamente Rodri, un exguadalcacileño, quien se encargaba de apuntillar el partido resolviendo un medido pase de Bello al segundo palo. El ahora central, sin dejar caer el balón, enganchó con la izquierda un remate que superó a Lebrón en su media salida y acto seguido pidió perdón por marcar a su exequipo.

A partir de entonces, el único que podía perder el partido era un Xerez DFC que siguió mostrándose muy serio en defensa, sin complicarse nunca la vida y buscando incluso aumentar la renta, aun sin pisar el acelerador.

Mendoza movió el banquillo buscando más profundidad con Robert y Piñero y posteriormente dio la oportunidad de debutar a Jacinto, otro juvenil. Por su parte, Tébar dio entrada a Jorge Herrero en sustitución de Alberto Heredia, quizá el más gris en la actuación de los azulinos, colocando a Casares en la banda derecha.

Pudo hacer Álex Colorado el tercero en una jugada personal en la que remontó la línea de fondo y probó fortuna con un disparo que tapó bien Lebrón.

Robert tuvo una buena ocasión para acortar distancias, pero su lanzamiento lo atrapó Flere en dos tiempos.

El míster xerecista aprovechó los minutos finales para dar entrada a Heredia y a Álex Padilla. Éste protagonizó la última jugada del partido en una cabalgada por la banda derecha y un magnífico centro que Álex Colorado, con todo a favor, remataba a la derecha de Lebrón, perdonando el tercero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios