Fútbol | Tercera División

Jacobo, extremo del Xerez DFC, hace autocrítica

  • El azulino resalta que "toca mejorar, tuvimos el partido en nuestras manos, ganando 1-0 en casa la victoria no se nos puede escapar"

  • "El domingo tenemos otra cita importante, hay que levantarse y aprender de los errores", apunta

Jacobo intenta llevarse el balón perseguido por Lolo Garrido. Jacobo intenta llevarse el balón perseguido por Lolo Garrido.

Jacobo intenta llevarse el balón perseguido por Lolo Garrido. / Vanesa Lobo

Jacobo, centrocampista del Xerez DFC, ya ha pasado página. El derbi ante el Xerez CD saldado con derrota por 1-2 en Chapín ha quedado atrás y se centra en el encuentro del próximo fin de semana en el Pérez Ureba ante el Conil pero se muestra autocrítico y lamenta especialmente la derrota porque "tuvimos el partido en nuestras manos, ganando 1-0 en casa la victoria no se nos puede escapar"

El atacante jerezano, uno de los destacados de la cita junto a Bruno Herrero, especialmente en los primeros cuarenta y cinco minutos, resalta que "en la primera parte nos sentimos más cómodos, tuvimos más llegada, estuvimos muy intensos y en la segunda parte, a raíz de nuestro gol, no supimos llevar el partido a nuestro terreno. Nos faltó un poco de calma, estuvimos nerviosos y no hicimos lo correcto, debemos mejorar en ese aspecto. Hay que felicitarles porque tuvieron dos buenas acciones, tienen gente rápida y las aprovecharon".

Además, considera: "Con el empate nos vinimos un poquito abajo y ellos, al revés. No fuimos capaces de reaccionar tras los dos goles, al final tuvimos algunas opciones para haber empatado con una acción de Javilillo y otra de Antonio Jesús pero no pudo ser. Toca mejorar porque tuvimos nosotros el partido en nuestras manos, ganando 1-0 en casa la victoria no se nos puede escapar".

La clave, la precipitación

Bajo su punto de vista, la clave del primer revés en todos los enfrentamientos ante el Deportivo y de la primera derrota de la temporada como local, estuvo en la precipitación. "Nos faltó calma después del 1-0 para tener la pelota. Ellos estaban también nerviosos y de haber tenido la pelota y de haberles llevado de lado a lado, creo que hubiesen aparecido bastantes huecos porque se quedaron hasta con defensa de tres, se quedaron sin Joselito, lesionado, y no tenían ya laterales. Deberíamos de haber aprovechado todo eso un poquito más".

Una derrota siempre afecta y más en un derbi pero en el vestuario estaban preparados para encajar cualquier resultado. El jerezano detalla que "durante toda la semana lo habíamos comentado, que había que tener tranquilidad tanto si ganábamos como si se perdía el partido. Tenemos que recuperarnos, ya no queda otra. Resta trabajar para pensar en el siguiente partido".

El derbi fue limpio y deportivo, aunque en los días previos se había calentado por motivos extradeportivos. Jacobo lo tiene claro: "La mayoría de jugadores nos conocemos y algunos hasta somos amigos. Es más el típico pique entre aficionados, nos enfrentábamos dos equipos de la misma ciudad, con proyectos para estar los dos arriba. Hay que ser conscientes de que el domingo hay otro partido importante y hay que levantarse".

Y esa siguiente cita en el Pérez Ureba la van a preparar con la máxima responsabilidad y haciendo autocrítica, ya que "cada partido te vale para ir mejorando ganes o pierdas, para mejorar las debilidades y afianzar los puntos fuertes. Creo que hicimos una buena primera parte y debemos fijarnos en ella de cara a otros encuentros y mejorar lo que hicimos en la segunda. Esto nos vale para saber qué no tenemos que hacer el próximo domingo si se repite la situación", concluye.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios